El viernes 26 de febrero se dio inicio al Festival Internacional de Buenos Aires FIBA 2021, con una conceptualización, programación y logística adaptados a la realidad pandémica de este año.

10 días de funciones, más de 1.400 artistas en escena, actividades en 31 salas y espacios al aire libre y más de 85 contenidos virtuales son algunas de las cifras que caracterizan la edición 2021 de este festival que acerca al público, en época de distanciamientos, a las artes escénicas nacionales e internacionales.

Los espectáculos argentinos navegan entre performance auto referencial de artistas emergentes, danza, poesía puesta en escena, testimonios teatralizados de la vida barrial en la ciudad durante la pandemia, biodramas, obras ganadoras de convocatorias artísticas oficiales y privadas, exploraciones digitales por Zoom, recorridos ficcionales y documentales a través de audios de WhatsApp e, incluso, algunas propuestas taquilleras del teatro comercial.

La tecnología audiovisual pareciera un eje que atraviesa las propuestas internacionales, utilizando la distancia como un valioso signo que permite redefinir los conceptos de espacio, tiempo, presencialidad y escena. Videojuegos a disposición del público sobre un escenario, o la confluencia de bailarines en Buenos Aires y en Ginebra interactuando en vivo a través de un avatar que reproduce sus movimientos, son algunas de las experiencias de vanguardia ofrecidas este año por países como Alemania, Canadá, India e Italia, entre otros participantes.

Además, el FIBITA es la sección dedicada a los más pequeños, no solo como consumidores de teatro sino como protagonistas. Por otra parte, la virtualidad nos dará acceso a diversas charlas, debates y demás actividades especiales para discernir sobre el teatro y su producción.

Los espectáculos digitales se pueden disfrutar desde casa a través de la plataforma vivamoscultura.buenosaires.gob.ar. La programación completa se encuentra disponible en el sitio de FIBA.

La mayoría de las obras son gratuitas y las presenciales requieren reserva de entradas con 48 horas de anticipación para prevenir que alguna butaca quede vacía en un contexto donde el aforo de todos los espacios tuvo que ser significativamente reducido por los nuevos protocolos para espectáculos públicos.

En puntocero contamos con la presencia de Federico Irazábal, director artístico del festival, gracias a una entrevista que ofreció en Buenos Aires Cosmopolita para dar a conocer más detalles de esta edición. La entrevista puede verse acá.