El emblemático partido de la era digital ya juntó las 4 mil firmas necesarias para poder presentar candidatos porteños y estará presente en las elecciones de octubre para legisladores de la Ciudad de Buenos Aires.

En los últimos años hemos visto muchos ejemplos de cómo las nuevas tecnologías modificaron aspectos cotidianos de nuestras vidas: la comunicación, el entretenimiento y la economía, por ejemplo. Por eso un grupo de jóvenes pretende «hackear» un campo todavía muy conservador: la política.
Muchos los catalogan como un grupo de nerds, geeks, palermitanos, snobs o elitistas. Pero, sin lugar a dudas, los «pares» del Partido de la Red están marcando un antes y un después en la inserción de las nuevas tecnologías a la política argentina.
Es una propuesta pensada, en primera instancia, para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el ámbito legislativo (por eso no precisaron pasar por las PASO de agosto), y su idea es convertirse en un caballo de Troya, un troyano para la política, convirtiendo a «cada ciudadano en un pseudo-legislador» con poder de decisión e influencia en cada tema que se debate semanalmente.
Sintéticamente, el Partido de la Red propone un «sistema operativo democrático», una red social donde cualquier ciudadano que figure en el padrón (de la CABA en primera instancia) pueda conocer, debatir y decidir (con el mismo tablero de positivo, negativo o abstención) sobre cada uno de los temas que se debaten en la legislatura porteña. Los legisladores del partido se comprometen a votar siempre acorde a lo que se resuelva en la red online.
Sus fundadores parten de la mirada de que en la actualidad estamos en una política paralizada, pensada para distintas condiciones sociales y tecnológicas: “No alcanza con votar solo cada dos años”, expresan. Plantean abrir “el ancho de banda” de la democracia a través de la red, generando un vínculo permanente entre representantes y representados.
¿Su ideología? Aprovechar las ventajas de la tecnología para incrementar la participación y mejorar la relación de los ciudadanos con sus representantes, utilizar las tecnologías que se encuentran a disposición de los ciudadanos, las tasas de penetración y uso de internet y redes sociales de la CABA y el deseo de acción por parte de la población sobre lo que deciden los políticos.
¿Será la propuesta del Partido de la Red un origen de la evolución de la política posmoderna argentina?
 

Artículo elaborado especialmente para puntocero por Joan Milton Cwaik.

Deja una respuesta