Argentina y gran parte del mundo sigue dando pasos para el regreso hacia la normalidad en tiempos pre pandémicos debido a dos factores fundamentales: los planes de vacunación contra el coronavirus y la consecuente merma en la cantidad de casos positivos.

Por este motivo, a partir de este miércoles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) se dispuso que no será necesaria la utilización de tapabocas en espacios abiertos sin aglomeración de personas, además de otras medidas que abarcan el sector comercial y educativo.

De esta forma, en las escuelas las y los alumnos podrán quitarse los cubrebocas y barbijos en los recreos. Asimismo, tampoco será una condición de ingreso a los establecimientos (para el aprendizaje tanto como para la adquisición de bienes y/o servicios) la toma de temperatura.

Al respecto de la decisión, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó que «actualmente en la Ciudad se registran un promedio de 142 nuevos casos diarios y hay un nivel de ocupación de camas de terapia intensiva (UTI) del sistema público con pacientes con coronavirus del 3,2%», y el 70% de las y los habitantes de CABA cuentan con dos dosis aplicadas de vacunas contra el COVID-19. «Esta situación sanitaria, sumado al avance del plan de vacunación, nos permiten dar otro paso más en la vuelta a la normalidad», argumentó el mandatario.

De todas maneras, cabe aclarar que el uso de barbijos se mantiene obligatorio para ambientes cerrados, espacios abiertos con concentraciones de personas y eventos masivos, además de la instancia en la que se viaje en transporte público, donde se eliminó la capacidad máxima de pasajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.