En el marco del 34° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, se presentó el documental “Diego Maradona” del director Asif Kapadia, quien ya había realizado las biopics de Amy Winehouse y Ayrton Senna, además de un par de episodios de la primera temporada de la monumental serie “Mindhunter”.

De manera impecable, el realizador británico en esta oportunidad refleja la vida y carrera de Maradona durante el periodo en el que el jugador pasó de Barcelona a Napoli, su camino para convertirse en “D10S”, la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Italia 90′ y el ocaso provocado por su conexión con las drogas y la Camorra.

Con más de 500 horas de material de archivo nunca antes visto, Kapadia ofrece una perspectiva de una década en la que el “Pelusa” de Villa Fiorito conquistó el mundo y puso al sur de Italia a sus pies.

Extremadamente emotivo para la nostalgia y fans del Diego, y terrenal para reflejar esa oscura etapa de la leyenda viviente, el documental brinda un acercamiento acerca de cómo se cargó en sus hombros tener los ojos del planeta entero sobre su persona y la construcción de un personaje para sobrellevar esta presión, la gloria máxima en México en 1986 y los títulos nunca antes logrados por el Napoli, además de las consecuencias que llegaron (con una suspensión sin precedentes) cuando Argentina eliminó por penales a Italia en el San Paolo en 1990.

Asimismo, los testimonios de Corrado Ferlaino (presidente del Napoli en la época), Fernando Signorini (preparador físico personal), Claudia Villafañe (exesposa) y Daniel Arcucci (periodista deportivo), entre la gente más cercana, complementan en primera persona los eventos que marcaron el destino de Maradona. Casi tres décadas después, y con la perspectiva que da el paso del tiempo, resulta difícil ser indiferente ante este fenómeno mundial.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.