La campaña para impulsar las compras online comúnmente denominada Hot Sale, en la que diversas tiendas de e-commerce ponen sus productos en ofertas (y en muchas ocasiones queda expuesta la alteración de precios no siempre más baratos durante este periodo), este año dejó un saldo a favor de 128% en relación a lo facturado en la edición del año pasado.

Este importe se obtuvo gracias a los 19.380 millones de pesos por las transacciones digitales en los 3 días que duró el Hot Sale en nuestro país (los días lunes 27, martes 28 y miércoles 29 de julio). Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), más de 4 millones de usuarios de internet realizaron tres millones y medio de órdenes de compra por un total de 6,3 millones de productos, con un ticket promedio por 5.523 de pesos (35% más que en 2019).

Gracias a estas cifras, muchas de las compañías participantes extendieron las promociones hasta el fin de semana. Las categorías que más unidades vendieron fueron Alimentos y Bebidas, Cosmética e Higiene Personal, Artículos para el Hogar, Muebles y Jardín, Indumentaria y Herramientas para la Construcción, según informó CACE.

Asimismo, los rubros que más facturaron fueron los de Celulares y Telefonía, Electrodomésticos y Aires Acondicionados, Electrónica, Audio y Video, Hogar, Muebles y Jardín, y Herramientas para la Construcción.

Al respecto de lo sucedido este año, Diego Urfeig, director ejecutivo del organismo, indicó que «aumentaron un 45% las visitas únicas en los primeros días y crecieron sensiblemente los rangos etarios 18 a 25 años y los mayores de 55». Además, «el comercio electrónico es adoptado cada vez más como tendencia en relación con la forma en cómo compramos y, sin duda, será parte de la nueva normalidad».