Dos caravanas avanzaban sobre la avenida Rivadavia. Una en el sentido del tránsito y la otra en contramano. Eran militantes de Camino Popular y sus líderes. Una columna era encabezada por Claudio Lozano y la otra por Itai Hagman, ambos candidatos a senador y diputado, respectivamente. Se chocaron con un fuerte abrazo en la entrada del Parque Rivadavia y entre ellos estaba el candidato a legislador por la Ciudad de Buenos Aires, Fabio Basteiro.
La política partidaria es como el fútbol: el fanático banca a su equipo en las buenas y en las malas, es incondicional, le dedica canciones, grita, festeja, se emociona y llora. Se trata de la misma pasión, donde los colores del club se trasladan a un movimiento político y los jugadores se convierten en candidatos.
Después de las fotos y algunas risas comenzó el cierre de campaña de Camino Popular. Durante el acto, Claudio Lozano aseguró que “a nosotros no nos compró nunca el relato nacional y popular, no creemos que haya Gobierno nacional y popular con el pan a 20 mangos ni con el acuerdo con Chevron, destruyendo el ambiente e hipotecando nuestros recursos naturales”. El candidato a senador por Camino Popular afirmó que “lo nacional y popular está en el relato” e hizo referencia a la hegemonía discursiva del kirchnerismo en la Argentina.
Hagman aseveró que “no hicimos una campaña diciendo lo que hay que decir para ganar votos y salir en Clarín o Página 12”. Esta es la primera experiencia como candidato político para el licenciado en Economía de la UBA. En relación a su especialidad, declaró que “no aceptamos tener un modelo productivo que vive de la explotación irracional de los recursos naturales mientras se generan niveles de pobreza estructurales que no pueden resolverse”.
El monumento de Simón Bolívar alzaba su espada sobre el escenario donde brindaron sus discursos Basteiro, Hagman y Lozano. Transmitieron a sus seguidores esperanzas con energía de cambio. Ilusión con la que más de uno lagrimeó en el acto de cierre.
“El PRO resignificó el dicho de Eva Perón que decía que donde hay una necesidad hay un derecho, ya que ahora Macri dice donde hay una necesidad, hay un negocio”, explicó Lozano.
A su turno, Fabio Basteiro pidió “terminar con la lógica política de las votaciones a las 4 de la mañana con blindaje mediático”.
El diputado nacional Claudio Lozano afirmó, además, que “el rumbo de la Argentina es la devaluación, el ajuste social y el endeudamiento en el mercado de capitales”, y continuó: “Nosotros estamos para dar vuelta este sistema y pelear contra toda dominación económica, social, política, cultural, de género y ambiental”.
Se hicieron presentes en el acto agrupaciones como Unión del Pueblo, Corriente Unidad Sur, Marea Popular, Buenos Aires para Todos, Unidad Popular, Movimiento Territorial de Liberación, Corriente Clasista y Combativa, entre otros.
“Combinamos ambición con paciencia, porque ambición sin paciencia es oportunismo, y paciencia sin ambición es conservadurismo”, aclaró Hagman, quién además se planteó a favor de la legalización del aborto.
“Esto es lo que se acabó”, aseguró Lozano, y concluyó que “en la Argentina se dijeron muchas cosas pero se transformaron pocas”.