Estrenado el 12 de mayo de 2002 en el Dominion Theatre en el West End de Londres, «We Will Rock You» es un jukebox musical escrito por Ben Elton y los integrantes activos de Queen: Roger Taylor y Brian May, que se transformó en uno de los más grandes musicales de todos los tiempos, y bajó el telón por última vez el 31 de mayo de 2014 luego de 12 años desde su estreno, visto por 6,5 millones de espectadores, lo que lo posiciona como el musical con más tiempo reproducido en el mencionado teatro de la capital inglesa.

La historia está situada en un futuro remoto en el que los instrumentos musicales fueron prohibidos y los jóvenes ya no pueden experimentar con la música. Los jóvenes de la época solo pueden jugar en sus computadoras con grupos digitales que les permiten ejecutar una y otra vez aburridas canciones.

Global Soft es la compañía que controla la industria musical de un planeta repleto de zombis cibernéticos. Los rebeldes de este sistema son los denominados “Bohemians”, conformados por un grupo de adolescentes que se dedican a mantener vivo el espíritu del rock and roll. Estos adquieren sus nombres de viejas glorias de la música tales como Paul McCartney, Aretha Franklin, Bob Dylan y Prince, entre otros.

Su guarida está ubicada en la devastada estación de subte de Londres, más precisamente en la estación de Tottenham Court Road (casualmente, es donde se encuentra ubicado el Dominion Theathre, que mientras el musical estuvo en cartelera contenía una estatua con la figura de Freddie Mercury, el excantante de Queen). Allí esperan a quien llaman “El Soñador”, el que les devolverá la posibilidad de devolver el rock.

“El Soñador” es un adolescente que se acaba de graduar de la escuela de Global Soft, que tiene la posibilidad de escuchar voces en su cabeza, pero lo que él no sabe es que no son voces sino viejos fragmentos de las grandes canciones del rock. El joven se llama a sí mismo Galileo Figaro, luego de haber escuchado una parte de la brillante canción de Queen, «Bohemian Rhapsody».

Galileo se encuentra con otra rebelde de su escuela, a la que hace llamar Scaramouche, nombre también sacado de la canción antes mencionada. Una vez que Galileo se encuentra con Brit (por la cantante Britney Spears), el líder de los “Bohemians” y Meat (por Meat Loaf, famoso cantante británico), su novia, es llevado a la guarida junto con Scaramouche y ambos son advertidos de la historia del rock y se proponen encontrar los instrumentos perdidos de Queen.

Con la ayuda de Pop, un viejo bibliotecario cuya mente fue borrada pero que solo recuerda la historia de la mítica banda inglesa, llegan hasta un devastado Wembley Stadium, lugar donde Queen tocó por última vez, para encontrar la guitarra del mismísimo Brian May y así recuperar el rock y vencer a la corporación Global Soft y a su líder, la malvada Killer Queen.

Quien encabeza la corporación Global Soft y su fiel ayudante, el Comandante Khashoggi, deben su nombre a dos canciones de la banda británica. «Killer Queen» es la canción homónima ubicada en el disco «Sheer Heart Attack» que la agrupación grabó en 1974, mientras que Khashoggi refiere a «Khasoggi’s Ship» perteneciente al disco «The Miracle» que editaron en el año 1989.