Entre el surtido de documentales que Netflix produce, estrena y promociona semana tras semana, hay también algunos productos que circundan lo deportivo. Un ejemplo es «El caso Figo: El fichaje del siglo», sobre una particularidad en un traspaso del jugador portugués que generó un conflicto entre Barcelona y Real Madrid en 1999. Ese jugador es Luis Figo, un futbolista de renombre que, desde su aparición en el Sporting Lisboa, dejaba vislumbrar que se trataba de un diamante en bruto.

El documental se balancea entre el racconto de los hechos y entrevistas actuales a casi todos los personajes involucrados. ¿De qué se trata específicamente? Luis Figo jugó entre 1995 y 2000 en el Barcelona, donde fue campeón de ligas, copas y torneos internacionales. En el club catalán se convirtió rápidamente en figura, ídolo y referente del plantel, por lo que una transferencia al rival de toda la vida se pensaba como una fantasía perversa, más que una realidad posible. En el año 2000, tal idea impensada de materializarse finalmente se concretó y las esquirlas entre las dos ciudades más importantes de España todavía se pueden levantar.

La parte troncal de este documental es el desglose del detrás de escena sobre la operación, que involucró a Florentino Pérez, un personaje que por el año 2000 era un candidato a presidente de Real Madrid, cuya plataforma de gobierno eran promesas delirantes, muchas de ellas vinculadas a la llegada de superestrellas, entre las cuales estaba el propio Figo y que se convirtió en su carta más importante. Del gran repertorio de personajes aparecen testimonios de Paolo Futre (exjugador de Atlético de Madrid) y José Veiga (otrora representante de Figo), que nutren de color y turbiedad por partes iguales una ilustración sobre los entretelones del fútbol.

Sin bucles narrativos ni gran destreza visual, este documental encuentra su razón de existencia en la amplificación del conflicto en las palabras desde la actualidad matizadas con el archivo. También en su dosis justa, aparece la disputa social y cultural entre Cataluña y Madrid, resumida en un testimonio de Jorge Valdano sobre la centralidad del país, el cual puede leerse desde un costado polémico.

Quizás 104 minutos sea un metraje excesivo, aunque la resolución de la síntesis de un problema (que pudo tener muchas más pestañas abiertas) es eficiente y divertida en partes iguales sin ponerse como objetivo la búsqueda de una verdad absoluta.

«El caso Figo: El fichaje del siglo» de David Thryhorn y Ben Nichols puede verse en Netflix.

Deja una respuesta