Perla Negra

El domingo pasado se llevó a cabo la 87° edición de los Premios Oscar que reconoce las mejores películas. Y como no podía ser de otra manera, todo el glamour de las estrellas estuvo presente en la famosa alfombra roja. Convengamos que hoy en día a nadie le interesa tanto la premiación como lo que los famosos tienen puesto. Como ya nos tenía acostumbrados, Lupita Nyong’o lució un hermoso vestido de Calvin Klein con más de 6.000 perlas.
La ganadora del Oscar a la mejor actriz en el 2014 fue una de las mejores lookeadas de la noche a pesar de no estar nominada este año. Algo que probablemente no sabés es que los vestidos y las joyas que se usan durante la premiación casi nunca pertenecen a la estrella en cuestión. No es que los famosos no tengan guita como para poder comprar un collar de un millón y medio de dólares o un vestido de igual precio pero, en general, ni se molestan, ya que los diseñadores mueren por vestirlos. El que llevaba Lupita está valuado en 150.000 dólares y estaba previsto que la actriz lo devolviera el miércoles. Sin embargo, mientras Lupita andaba de paseo, alguien entró a su habitación del hotel y se robó el vestido. La morocha casi se muere cuando se dio cuenta que no estaba donde debería. El hotel notificó a la policía, que se presentó rápidamente en el lugar de lo hechos. Esperemos que encuentren al ladrón antes que desarme el vestido perla por perla.

Mosquita muerta

Ahora sabemos por qué extrañamos tanto a Joan Rivers. Hay algunos chistes que solo ciertas personas pueden hacer. Y, claramente, Giuliana Rancic no es una de ellas. Estamos muy contentos que una nueva cara se suma a nuestros chimentos semanales, así que démosle un gran aplauso a Giuliana y esperemos que sea la última vez que está envuelta en un quilombo semejante.
Hay que reconocer que la conductora de «E! News» y «Fashion Police» tiene un historial impecable. Nunca se mete en problemas, está siempre lista y simpática y, sin embargo, no alcanza para no verse metida en situaciones incómodas.
El hecho en cuestión sucedió en medio de la filmación de «Fashion Police» cuando estaban hablando sobre los looks de los Oscars. Zandaya, una ex «chica Disney», llegó a la premiación con un vestido precioso color blanco y con sus características rastas. Giuliana comentó que si bien el vestido era lindo, el look completo le parecía como que olía a pachuli (sí, está hablando del faso).
Ahora bien, esto no parece ser tan polémico. Digamos que los dreadlocks están relacionadas con el rastafarismo y, con él, el consumo de marihuana. Qué se yo, a mí no me pareció tan grave el comentario, pero muchas estrellas afroamericanas salieron a defender a Zendaya y dilapidaron a Rancic. La mismísima Kelly Osbourne, co-panelista del programa, amenazó con renunciar si Giuliana no pedía disculpas. Todo muy escandaloso por un comentario bastante pedorro. Hay que reconocer que “Fashion Police” es conocido por sus chistes, bastante agresivos, a la hora de describir el look de los famosos. Sobre todo cuando Joan Rivers lo conducía, no por nada el reemplazo de la queridísima Joan es Kathy Griffin, otra comediante similarmente picante a la fallecida humorista. Yo creo que el problema estuvo en que el chiste lo hizo Giuliana, quien en general se queda más bien callada cuando de atacar se trata. Lo que sabemos es que luego de la hecatombe Giuliana salió a pedir perdón de manera pública y todo parece volver a la normalidad.

¡Le llenaron la cocina de humo!

Wow, las cosas sí que pasan rápido en Hollywood. Parece que no alcanza con tener una boda express, sino que ahora la posta es quedar embarazada mientras festejás tu primer aniversario. O algo así. Naya Rivera, asidua protagonista de nuestras notas y protagonista de «Glee», parece seguir la “Guía para hacerte famoso en Hollywood (for dummies)” al pie de la letra.
La bella morocha, que solo un par de meses antes estaba comprometida con el actual novio rapero de Ariana Grande, ahora está embarazada de su actual marido. El dato de color de esta situación es que Naya confirmó la noticia de su embarazo, casualmente, el mismo día que su ex presentaba su disco nuevo. Cada uno con su bebé.