Empezó la ola de detenciones por espionaje durante el macrismo. Parece que eran más los espiados que los que espiaban. Así que sacamos a detenidos kirchneristas y metemos adentro a los amarillos. La pandemia da para todo, prohibiciones por cuestión de imagen, fiesta de recuperados y amenazas de un nuevo virus transmitido por los cerdos. Y parece que si querés tomar vino en Mendoza, dentro de un tiempo vas a necesitar pasaporte. Ah, nos olvidamos de algo… seguimos en cuarentena.

Noticias de la Gorra

Arrancó la nueva-vieja cuarentena estricta y se armó quilombo en varios puntos de acceso a la Ciudad de Buenos Aires. Por suerte, estaba el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, que apuntó donde estaban, curiosamente, transmitiendo los noticieros en vivo y se hizo el loco para que dejen pasar las ambulancias… nadie le dio pelota.

¿Te acordás cuando durante la ola de detenciones a funcionarios kirchneristas les decíamos que los peronistas estaban tomando nota? Bueno, arrancó la ola de detenciones por la causa de espionaje ilegal y metieron adentro a 22 funcionarios, entre los que estaba Susana Martinengo, encargada de manejar toda la información que recibía Mauricio Macriy que tenía su oficina dentro de Casa Rosada. Sin embargo, Mauricio dice que no sabe quién es… dale.

Otros a los que se les está complicando la joda es a Guillermo Dietrich, Nicolás Dujovne e Javier Iguacel, exfuncionarios durante el macrismo a quienes el juez Canicoba Corral les prohibió salir del país. Bueno, convengamos que ahora está medio complicado mover el culo.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) dio de alta el “dólar desaparecido” que permite a los hijos y nietos de desaparecidos comprar y mandar dólares al exterior sin pagar el impuesto solidario.

Asimismo, el ministro de Salud, Ginés González García, admitió que la prohibición de los runners fue por “imagen”. Saludemos al futuro exministro.

Ya avisaron que se viene una nueva pandemia que se transmite por los cerdos. Qué año de mierda para ponerse una parrillita en la ruta.

¡Se viene la Not Covid Party, una fiesta organizada por unos desforestados mentales que superaron el virus! Lo que no superaron fue la pelotudez… (¿alguien sabe dónde la hacen?). Ojo que los boludos de la cuarentena están en todos los estratos y ahora cayeron 15 jugadores de paddle que organizaron un torneíto en Pilar. Lo lindo fue que entre los participantes estaban el Jefe de Gabinete y el Subsecretario de Deportes de Pilar. Ambos renunciaron, pero dijeron que no estuvieron ahí… a pesar de que las cámaras los mostraban jugando.

Otro que al parecer también estaba y están esperando los registros de las cámaras es Rogelio Frigerio, exministro del Interior de Macri. Se comenta que después del torneo se iban a ir a un parripollo y alquilar unas pelis al Blockbuster.

Siguen los ataques a los silobolsas, si lo hubiesen cambiado por dólares hoy tendrían la platita. Qué le vamos a hacer, cosas que pasan.

El exgobernador mendocino y actual presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, propuso separar a Mendoza de Argentina. Decí que tienen buenos vinos sino esto se solucionaba bombardeándola.

Finalmente, la pandemia terminó de quemar todas las neuronas posibles y un claro caso es el de un ladrón que entró a robar una casa en la provincia de Rio Negro y, una vez cometido el hecho, trató de huir en una bicicleta fija. Mirá si se afanaba la recaudación de una calesita.

Deja una respuesta