Fecha patria con marcha liberaluda en medio de pandemia. El COVID-19 se tomó revancha y contagia a todos, desde Eduardo Feinmann a Sergio Berni. Los bancos se sacaron la máscara y te quieren cobrar con intereses enormes, como siempre lo hicieron. Este año parece que vamos a poder veranear, eso sí, te tenés que preparar un mes antes para salir. Por último, en el mundo envenenan opositores, prohíben mascotas y levantan enanos por error.

Noticias de la Gorra

Hubo nueva congregación neuropsiquiátrica en el Obelisco, volvieron los teóricos del Nuevo Orden Mundial, los liberaludos antitodo, los radicales que hicieron un corralito con flota flota… y los periodistas rebeldes de balcón custodiados por la policía, que demostraron ser iguales a los Majul de la otra orilla de la grieta, botones y cagones. Como no podía ser de otra forma, Mauricio Macri apoyó la movilización desde una reposera en Saint Tropez. Ojo, que tuvo que suspender sus vacaciones para ir a hacer que labura en Zurich para la FIFA.

El senador Esteban Bullrich demostró que sigue los pasos del «Domador de Reposeras» pero metió también picardía peronista, al hacer un debate por Zoom y clavar una imagen trucada para simular que estaba presente. Cuando saltó la ficha hizo lo que su prima Patricia le recomendó, y le echó la culpa al hijo.

Sergio Berni se contagió de COVID-19 pero como es el Rambo de las Pampas amenazó por Twitter al virus y subió un spot con un entrenamiento digno de «Brigada Z».

Por otra parte, abrieron un galpón en Once y por arte de magia aparecieron 3 millones de vacunas vencidas sin repartir. Se ve que durante el macrismo hubo mucha gente sana.

¿Te acordás de los bancos? Esos que cuando arrancó la pandemia salieron a “bancar” a los que debían la tarjeta de crédito. Bueno, impensadamente volvieron a cagar a la gente. Les habían prometido refinanciar las tarjetas a tasa de 43% y en la primera cuota le aplicaron un 70%. Les hablaron con las cuotas y les respondieron con la japi.

Después de una intensa queja de parte de Eduardo Feinmann para que se pueda volver a jugar al tenis en la capital, el Gobierno porteño lo habilitó, lástima que Edu cayó con COVID-19 y ahora se tiene que guardar 15 días.

Hablando de Feinmann, se vio un momento épico cuando entrevistando al político que perdió con el voto en blanco, José Luis Espert, se acusaron mutuamente de fachos. Insertar aquí la foto de los Hombre Araña señalándose.

Salieron los protocolos para ir a la playa en el verano y va a ser más fácil ir a Comodoro Py para apurar una causa contra Cristina.

Asimismo, quieren ponerle mas trabas a la compra de dólares. La próxima traba va a ser sacarnos los que tenemos encanutados.

A nivel internacional, tenemos que el candidato opositor a Vladimir Putin cayó en coma y algunos dicen que habría sido envenenado, otros piensan que se dio la vacuna. Seguimos en el plano internacional y Kim Jong-un, el dictador norcoreano, prohíbe tener perros por considerarlo un lujo burgués. Además, con la comida no se juega.

Finalmente, el presidente que podría haber inspirado al General de Costa Pobre, Jair Bolsonaro, salió a demostrar su popularidad y cariño al pueblo y levantó en brazos a un enano negro pensando que era un niño, aunque después aclaró que en verdad pensaba que le habían dado un chimpancé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.