Se fue el «Carlo», el presidente de los 90′ que dejó huellas profundas en el país… el 99% malas. Pero, como sucede siempre, sus colegas lo despidieron como un estadista y la gente como lo que fue: una basura. Los maestros comenzaron a experimentar la convivencia con el virus, como hacen muchos hace 10 meses. Una vez más, sigue el show vacunatorio con privilegiados… habrá que ponerse a militar para estar en la lista.

Noticias de la Gorra

Finalmente, un día la Parca le golpeó la puerta al expresidente Carlos Menem pero, curiosamente, la mayoría de los grandes medios lo despidieron reivindicando sus labores como estadista. Nosotros preferimos recordarlo por sus obras más memorables, como una convertibilidad de cartón pintado que fundió a las pymes, como el gran privatizador que regaló empresas estatales por sumas mínimas para el Estado pero sobornos grandes para los funcionarios, como el desmantelador de los trenes que dejó a la buena de Dios a cientos de pueblos, como el tipo al que le metieron 3 atentados por algún vuelto mafioso y por los que no hizo nada para investigarlo (incluido el asesinato de su hijo, entre esos atentados). También lo recordaremos como el tipo que le vendió armas a Perú y Ecuador para que se caguen a tiros y, para borrar las huellas, decidió volar una fábrica y un pueblo dejando un tendal de muertos y heridos. Así que por estas cosas y tantas otras más, desde acá te despedimos… chau, hijo de mil putas.

Como dato de color del entierro de Carlos, debemos mencionar que la anfitriona del evento, Cristina Fernández, eligió el color blanco para el luto. Estaba por ponerse un sombrero con frutas, pero le pareció demasiado. Otro caso llamativo fue que le afanaron un anillo al difunto, por lo que podríamos decir que por lo menos un argentino recuperó lo perdido en los 90′.

Volvieron las clases y a los maestros no les quedará otra que afrontar el terrible drama de exponerse a este virus letal, al igual que el resto de los trabajadores de este país que está rompiéndose el culo y arriesgándose día a día desde hace 10 meses. Bienvenidos al mundo real, militantes del sillón.

Desde el Gobierno, amparados en la pandemia y en que la vacunación no es suficiente, ya están planteando suspender las elecciones de agosto, aunque lo raro es que el ministro de Salud, Ginés González García, había dicho que para agosto íbamos a estar todos los mayores de 18 vacunados. También había dicho que no había que preocuparse por el COVID-19, así que seguro metemos 8 elecciones juntas en 2023 en una sola semana.

Por suerte, hay muchos adolescentes que ya empezaron a recibir la vacuna Sputnik V, así que ya pueden volver a bolichear tranquilos. Esta maravillosa situación se dio en Chivilcoy, donde bajo la excusa de que más adelante se van a incorporar a los voluntarios para vacunar pacientes, les aplicaron la vacuna a varios jóvenes de La Cámpora. Ojo que no van a ser los únicos en poder bolichear, ya que en Santa Cruz se vacunó el intendente pero también se la dio al chofer… tipo precavido si los hay. Más argentino no se consigue.