La vacunación contra el coronavirus avanza más lenta que la aparición de nuevas cepas de COVID-19 y, ante el nuevo colapso en Brasil, mejor que nos preparemos. Comenzaron las Sesiones Ordinarias en el Congreso y Alberto Fernández se peleó con todos para lograr la unidad nacional y la reforma judicial a pedido. Los libertarios que decían que la Sputnik V era veneno y ahora quieren vacunarse… la contradicción nuestra de cada día. Por último, conozca al boliviano milagroso que se salva de accidentes.

Noticias de la Gorra

El vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, salió a pegarle al Gobierno Nacional por la distribución de vacunas y dijo que «estamos preparados para vacunar 20 mil personas por día». Claro, no nos olvidemos que son los mismos creadores de «segundo semestre» y «la inflación es fácil de bajar».

El intendente de la localidad de Roque Pérez, Juan Carlos «Chinchu» Gasparini, se fue a vacunar y en la casa se ve que le dijeron que vaya con algo representativo, como para darle el ejemplo a la sociedad. Por eso fue con la foto de Vladimir Putin, porque no se sabe si algún día viene a pedir que le devolvamos el favor, así que siempre es bueno estar preparado.

Por su parte, Brasil sigue con su política sanitaria a rajatabla de no hacer un carajo y por eso volvió a colapsar por el coronavirus con una nueva cepa que contagia hasta a los que ya tenían anticuerpos, es decir, 2 + 2 es 4… en un par de horas estamos en la misma joda.

Alberto Fernández dio un discurso de inauguración de sesiones del Congreso y, siguiendo con su línea bipolar, le pegó a la oposición por la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) que dejó Mauricio Macri, pero también pidió ser recordado como el tipo que logró la unidad nacional. Una vez que termino de tirar eso, ante la atenta mirada de Cristina Fernández, pidió una reforma judicial. No vaya ser que se olvide de hacerle ese favorcito.

Por otro lado, Horacio Rodríguez Larreta también inauguró las sesiones porteñas, pero al mejor estilo alcalde Diamante, lo hizo desde la casa, ya que volvió de las vacaciones en Brasil con coronavirus. Se pueden cambiar muchas cosas pero el espíritu de la reposera no se pierde en el PRO.

Además, marcha de un puñado de libertarios y referentes del PRO reclamaron libertad en Plaza de Mayo y pusieron bolsas mortuorias reclamando vacunas pero… ¿no eran los mismos que decían que todo esto era una conspiración del Nuevo Orden Mundial para coartar su libertad y que nos querían inocular comunismo por las venas?

Alberto Fernández fue a la inauguración del nuevo y faraónico estadio en Santiago del Estero, que inicialmente iba a costar 970 millones pero terminó saliendo 1.500 millones, en un provincia súper futbolera como Santiago. Para nosotros que alguien hizo un negoción y seguro que es un funcionario de la provincia.

El que piensa en el pueblo es Gildo Insfrán, que aumentará 42% los sueldos estatales en Formosa. Es decir que piensa en el pueblo con la plata del pueblo. Recordemos que en Formosa mas del 70% del empleo es estatal.

Un grupo comando le reventó la casa al exjefe del Estado Mayor General del Ejército, César Milani… ¡en el barrio de La Horqueta! Otro funcionario estatal al que le rindieron muy bien los ahorros, por lo visto.

Finalmente Erwin Tumiri, un boliviano de 30 años, se salvó en la caída del avión del Chapecoense y ahora estuvo en un accidente de tránsito en Bolivia donde murieron 20 personas… y también salió ileso. Por las dudas, no compartimos ni una cena con ese muchacho.

Deja una respuesta