Se conmemoró un nuevo Día de la Memoria, Verdad y Justicia y, como siempre, los políticos locales demostraron que no tienen nada de eso. Cristina y Alberto dijeron algo completamente distinto sobre el mismo tema: ¿otra vez tenemos doble comando? Una vez más, Mauricio Macri demostró que gobernando tanto como opositor es la nada misma. Y en la Ciudad de Buenos Aires dieron turno para aplicar una segunda dosis pero… ¡no tenían vacunas!

Noticias de la Gorra

Pasó una nueva conmemoración del Día de la Memoria, Verdad y Justicia y los políticos argentinos no se tomaron descanso para dejar muestra de lo oportunistas y miserables que son: desde Las Flores, la presidenta… perdón, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, hizo un stand up en el que repartió lindo para la oposición, más puntualmente contra Mauricio Macri, al que le recordó que la estatización de su deuda la logró con los militares. Se olvidó mencionar que la pesificación de la deuda de Clarín la hizo su marido. También le pegó a la líder mediática de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, a quien le recordó cuando visitaba la embajada de Estados Unidos para festejar el 4 de Julio disfrazada de vaquerita, y la comparó con un personaje de «Toy Story». Como la oposición es tan descerebrada como el oficialismo, salió «Pato» a responderle al mismo nivel y dijo que Cristina era el personaje de «Maléfica». Estamos encerrados en un neuropsiquiátrico, donde los locos gobiernan.

Entre otras cosas que dijo Cristina, advirtió que va a ser mejor que el Fondo Monetario Internacional (FMI) modifique los plazos de pagos de la deuda porque no tenemos un mango. Lo curioso es que, al mismo tiempo, estaba el presidente Alberto Fernández hablando con el titular del Banco Mundial diciéndole que íbamos a pagar y que teníamos guita para hacerlo. A alguien están boludeando, y lo más seguro es que sea al que nos prestó la guita.

Como es costumbre en el expresidente, Macri no hizo mención alguna en el día de la memoria por los desaparecidos en la última dictadura cívico militar, pero visitando a su lacayo periodístico Jorge Lanata dejó una frase memorable: «Si Perón estuviera acá, se anotaría en Juntos por el Cambio». Mauri, si Perón estuviera acá tendría 125 años y estaría tan gagá que se habría anotado hasta en el partido de Javier Milei.

Macri también dijo que si ellos fueran gobierno tendríamos las mismas vacunas que Chile. Sí, y seguro habrían llegado en el segundo semestre junto con la lluvia de inversiones. Lo bueno de que todas sus propuestas y análisis sean en potencial nos da la pauta que el inútil este no nos gobierna y que cualquier cosa que diga, que lo vaya a chequear a la concha de la su madre.

Hablando de Macri, volvió a dar la nota cuando se filtró una imagen de una charla por Zoom que estaba teniendo con su equipo de Juntos por el Cambio en donde se lo veía recién levantado a los pies de la cama con su jeta detonada y los pelos revirados mientras, de fondo, su esposa en pijama leía un libro. Así nos gobernó el «Capitán Reposera».

Cuando escuchó esto, quien salió a atenderlo fue el líder sindical Hugo Moyano, que se refirió a Macri como «un boludo asintomático». Debe ser por eso de ser asintomático que «Huguito» no se dio cuenta lo boludo que es y lo apoyó en su presidencia.

Finalmente, tuvimos nuevo escándalo por las vacunas en la Ciudad de Buenos Aires. Se armó una linda cola en la cancha de River Plate para aplicar la segunda dosis, pero cuando llegó la gente les avisaron que no quedaban más. La excusa fue que no les llegó la info por WhatsApp. Lo bueno es que siempre se le puede echar la culpa al «boludo de Sistemas».