Se viene el frío y vuelven las restricciones. Pero solo por 9 días… salvo que pase como en 2020 y después aceleramos en la semana y frenamos el finde. La gente de Cambiemos está asustada con ir en cana y su abogado Fabián «Pepín» Rodríguez Simón se fugó a Uruguay porque se les viene la noche. Finalmente, conseguimos un récord mundial: el de contagios y muertos por COVID-19. Algo es algo.

Noticias de la Gorra

Se vienen más restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Serían por 9 días y en Fase 1, volverán a habilitar el feriado del 24 de mayo y después pararán solamente durante los próximos 3 fines de semana. Eso si, en la semana todos apretados en bondis, trenes, subtes y restaurantes. Es como morfar como cerdo de lunes a viernes y comer ensalada sábados y domingo.

Récord de contagiados y muertos por COVID-19, somos el país con más muertos por millón de habitantes. ¡Vamos, carajo! El Diego, Messi, Gardel, el Papa y la Parca.

Elisa Carrió no se vacunó porque no le hace el juego al comunismo de Vladimir Putin (¿eh?) y espera que llegue la democrática Pfizer. Todos sabemos que no hay nada más democrático que la industria farmacéutica norteamericana. También dijo que el aislamiento afecta la sociabilidad de los chicos y que prefiere un chico con coronavirus que un antisociable. Qué loco, nosotros preferimos a los chupasangre del Estado con COVID-19 y a los pibes seguros en nuestras casas.

Un caso digno de Netflix es el del fugitivo, «Pepín» Rodríguez Simón, abogado de Cambiemos que ocupaba cargo público como director de YPF y que oficiaba como operador judicial, signado por estar detrás de aprietes a jueces para meter en cana a los dueños de C5N y otros exfuncionarios kirchneristas. Parece que se le vino la noche y se tomó el buque a Uruguay, ya que dice que es un exiliado porque el Gobierno lo persigue. Lo cierto es que está prófugo de la Justicia y ahora lo busca Interpol. Los de Cambiemos se abrieron de gamba y están cagados de que se ponga como testigo protegido y abra el buche.

Otro que salió con el paraguas de punta fue el expresidente Mauricio Macri, que volvió a repartir culpas por el fracaso de su gestión. Dijo que los piedrazos en el Congreso lo bloquearon a él y a su equipo y por eso no supo comunicarse con el pueblo. Mirá vos, nosotros pensábamos que simplemente era un pelotudo sin educación que no sabía modular.

Volviendo a «Pepín», también aprovechó la volteada y salió a defenderlo y demostró lo cagado que está por terminar también en cana. Mauri, no es gratis mear a los peronchos durante 4 años.

Por eso, para tratar de zafar del traje a rayas, Macri ya está tirando la onda para ser diputado en octubre mientras que María Eugenia Vidal empezó a marcar la cancha para su candidatura presidencial en 2023. Que no se postule con tanta anticipación que le dan mucho tiempo al oficialismo para llenarla de fake news… igual que como hicieron ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.