Finalmente fuimos a votar y ganaron los de siempre, los políticos, y perdieron los de siempre, nosotros. La oposición, para no perder la costumbre, ya se empieza a pelear por las candidaturas del 2023, presidencia incluida. Otros que no pierden las mañas son los policías, ni tampoco las ganas de disparar. A la gente que no la matan los chorros, los matan ellos. Además, Javier Milei va a seguir su pelea contra la casta política, desde un cargo político. Para nosotros ya es parte de la casta.

Noticias de la Gorra

Pasaron las elecciones legislativas y ganaron todos o, al menos, eso parece… o eso nos quieren hacer creer o, mejor dicho, eso es de lo que se tratan de auto convencer. El Gobierno recuperó un importante caudal de votos en la provincia de Buenos Aires y redujo la derrota a un punto y, según la vecina de Puerto Madero, Victoria Tolosa Paz, Juntos ganó perdiendo y el gobierno perdió ganando… es decir, según esta teoría se podría decir que Daniel Scioli ganó en 2015 y Mauricio Macri también ganó en 2019, lo cual quiere decir que si los políticos siempre ganan, ¿adiviná quiénes son los que solamente pierden?

Asimismo, en la Ciudad de Buenos Aires la diferencia para Juntos por el Cambio tampoco fue la esperada, ya que, si bien le ganaron por mas de 20 puntos a Leandro Santoro, este logró acortar la diferencia, y la chica de los 100 barrios, «Mariu» Vidal, no logró pasar el 50% que habitualmente obtenían.

Este triunfo con pocas luces dejó en evidencia un lindo puterío puertas adentro de un partido con integrantes que se están sacando los ojos con la mira en la presidencia de 2023. Según las malas lenguas, dicen que se armó lindo «cachengue» cuando Horacio Rodríguez Larreta le quiso impedir a Patricia Bullrich que suba al escenario en el bunker y puso a un par de muchachos a gritarle que “con Milei no se negocia”, al mismo tiempo que lo dejó a Mauricio Macri de fondo dándole de comer a los patitos sin que emita ni una palabra.

Una de las razones por la que Juntos perdió puntos fue porque parte de su electorado se fue para el nicho virgo/racista de ultraderecha encabezado por el tipo que parece que nos va a dar libertad, Javier Milei, que metió 17% y lo felicitamos por convertirse en la nueva adquisición de la casta política. Sin embargo, en el resto del país el triunfo de Juntos fue similar al de las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) y en el recuento general el gobierno se comió una linda paliza, pero bueno, vayan a hacerle entender esto a Alberto y su tropa, que siguen festejando.

Cómo será, que para celebrar el Día de la Militancia organizaron una juntada planera en Plaza de Mayo un miércoles a las 15 horas, porque todos sabemos que la militancia no labura en horarios convencionales.

Ante una plaza poco concurrida y sin Cristina Fernández en el horizonte, Alberto Fernández se dirigió a la muchachada agradeciendo el “triunfo” y recordándoles al mejor estilo José Narosky que “el verdadero triunfo es nunca darse por vencido”. No sabemos si está para una relección, pero lo vemos en dupla con Claudio María Domínguez en batón floreado en la madrugada de C5N.

La jornada terminó muy normal, con el pseudo periodista ultra K Ezequiel Guazzora mamado, atropellando a un policía y arrastrado de los pelos y a las patadas por los oficiales que lo metieron en cana.

Después del asesinato al quiosquero de Ramos Mejía, parece que la policía se puso las pilas y, para demostrar su efectividad, un par de efectivos sin uniforme balearon y asesinaron al jugador de las inferiores de Barracas Central, Lucas González, al confundirlo con un chorro y armando una causa para tratar de zafar. Lo bueno de pedirle mano dura a una institución bien preparada.

Por suerte no todas son malas, y cerramos la semana con un notición. Teníamos un vacío en nuestro intelecto, algo nos faltaba para entender realmente lo que pasa al ritmo de música de mierda y un locutor psiquiátrico. Sí, señoras y señores, vuelve «6 7 8» y se llamará «6 7 9» e irá por la web, pero promete ser la misma mierda que antes. Porque es necesario tener una alternativa a la basura que nos da TN, La Nación+ y C5N.