El conflicto en Europa continúa y ahora tenemos nuevas grietas en el país. Estas y otras tantas novedades del ámbito político en el resumen semanal de Tipos Raros.

Noticias de la Gorra

Sigue la guerra entre Rusia y Ucrania. Mientras Vladimir Putin sigue a puro bombazo y los ucranianos se defienden con gomeras, el resto del mundo decidió que cierren las 800 sucursales de Mc Donald’s en Rusia. Vendieron un Big Mac a 300 dólares… ¡mirá vos a los comunistas!

Por suerte, igual la cosa está tranquila y solo bombardearon una central nuclear que podría contaminar toda Europa, además de un hospital infantil. Bueno, ya lo dijo el Indio Solari: “Esos chicos son como bombas pequeñitas”.

El presidente de Estados Unidos, Joe “Chupete” Biden, prohibió la importación de petróleo ruso y los precios se fueron a la mierda, así que acá ya están viendo en el súper de subir el precio de los tomates.

Por otro lado, tenemos puterío explicito en las horas previas al cierre del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Lo curioso es que, como si no alcanzara con una grieta, ahora tenemos dos, ya que el oficialismo tanto como la oposición andan a los tiros a favor y en contra del convenio y seguimos funcionando como país… de pedo.

Desde el «albertismo» le apuntan a La Cámpora por patear en contra. Algunos de los que se manifestaron a favor de la decisión del Gobierno fueron Mario Ishii y Aníbal Fernández, que pidieron “que se saquen la careta”. Sí, justo ellos, los dueños de las máscaras.

Finalmente, se está empezando a notar un aumento en el empleo y el crecimiento en las escalas sociales. Una persona que puede dar testimonio de esto es el otrora adiestrador de Dylan, el perro del Presidente, que pegó un laburito como Director del Ministerio de Seguridad. Estará bajo la órbita de Aníbal Fernández, quien dijo que era la persona más idónea para el trabajo. Lo que habrán sido los otros CV que recibió.

Qué bueno que ya se terminó el coronavirus, ¿no?

Paso el Día Internacional contra la Gordofobia y «Mariu» Vidal aprovechó la ocasión para publicar fotos con sus vaivenes de peso para que la gente la vea y tome conciencia que puede ser gorda o flaca, pero esa cara de constipada sigue siendo la misma.

El martes pasado fue el Día de la Mujer y, en medio de una jornada de conmemoración y lucha por parte de las mismas, salió a hablar la siempre empática Amalia Granata y dijo que “era la marcha de la hipocresía y que había que ir a laburar”. Subir y bajar cuero es un trabajo.

Curiosamente, después de esta fecha, se celebró el Día de la Tortilla. Nada, eso.

El Presidente de la República Dominicana visitó la Casa Rosada en medio de la firma de acuerdos de cooperación productiva y sanitaria, y antes de terminar de celebrar este convenio le propuso a Alberto Fernández que su país ofreciera una clase gratis de merengue. Somos unos negociadores de la puta madre. En cualquier momento le vendemos soja a Haití a cambio de dos papagayos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.