Se viene la Copa Mundial de Fútbol, señoras y señores, y los temas de importancia van quedando en segundo plano en el país. Es el maravilloso momento que esperan los políticos cada 4 años para mandarse, literalmente, cualquiera y sin que nadie se dé cuenta.

Noticias de la Gorra

Si hay alguien que está realmente compenetrada con la actualidad del país es la flamante ministra de trabajo, «Kelly» Olmos, que sostuvo que hay que darle pelota a la selección. Después vemos qué onda la inflación, pero claro, si todos sabemos que son dos cosas que van de la mano, cerremos el país 30 días y después vemos cómo seguimos.

Para acompañar las necesidades de «Kelly», el resultado de la inflación de octubre fue del 6,4% y volvió a subir, solo para que la Ministra se quede tranquila y siga viendo los partidos.

El expresidente Mauricio Macri tampoco se quiere quedar afuera de toda la euforia mundialista, y es por eso que apeló sus 4 neuronas empastadas para dar un pronóstico de los equipos que mejor posicionados están en Qatar: destacó a la Argentina, Brasil, Francia e Inglaterra, pero se llevó todos los premios cuando sostuvo que «Alemania es favorita porque es una raza superior». También habría dicho que la defensa de Polonia es fácil de invadir y que contra nosotros «van a estar al horno».

El diputado nacional del Frente de Todos, Mario Alberto Leito, se fue al Mundial con 8 familiares. Qué suerte saber que los impuestos son bien reinvertidos.

El supuesto presidente de la nación, Alberto Fernández, casi «la queda» durante su gira «soba japi» por Francia y Bali. Justamente, fue en este último lugar donde tuvo una descompensación y tuvo que ser internado de raje. Horas más tarde, cuando le dieron el alta, sostuvo que «los nervios tienen mucho que ver» y que «los médicos me pidieron que pare un poco». Si para un poco más, directamente no sale de la cama.

Eso sí, Cristina se re portó y cuando se enteró lo que le pasó lo llamo por teléfono. No trascendió la charla, pero aseguran que le habría dicho «¿y ahora qué te pasó, pelotudo?».

La campaña electoral va arrancando en las huestes de Juntos por el Cambio y todos están empezando a jugar fuerte, ya sea con declaraciones como las de Macri, Horacio Rodríguez Larreta o Patricia Bullrich, pero también está María Eugenia Vidal, que salió a buscar votos por el país con su carita de constipación.

Entre los puntos que recorrió uno de ellos fue Formosa, tierras de Gildo Insfrán, que la recibió muy bien, y cuando le preguntaron por su presencia en los pagos la tildó de «retrasada mental». Imaginamos que no habrán faltado muchachos haciéndole inteligencia y siguiéndola por todos lados, un estilo muy autóctono de la zona.

Para el senador Luis Juez, la democracia «no le cambió la vida a los argentinos». A los que sí se las cambió fue a los funcionarios públicos votados por los argentinos que viven de la «teta» del Estado rascándose las pelotas y diciendo estas pelotudeces.

¡Vuelve la «Jefa»! Pero en formato de festival. Fue en el Estadio Único de La Plata con invitados VIP y promesa de ser un adelanto de la campaña 2023. También prometió patear un poco más a Alberto, que estará tirado ahí en el piso, y llorar porque la Justicia es muy injusta con ella.

Como no podía ser de otra forma, La Cámpora estuvo a cargo de la organización del evento y la premisa fue la de “recuperar la alegría”. No sabemos si fue así, pero que muchos nos cagamos de risa, eso seguro.

El «Marido de Pampita», también conocido como Roberto García Moritán, se quejó de los sueldos bajos, pero en sus restaurantes paga la mitad de la canasta básica. Es que es un político muy vivo pero es un empresario aún más vivo.

Deja una respuesta