Este jueves, el sacerdote español Miguel Pajares (de 75 años) fue trasladado a un hospital en Madrid proveniente de una base militar en Liberia. El caso se torna relevante si se amplía la información y se detalla que se trata del primer caso de contagio de ébola en llegar a territorio europeo.
Recordemos que esta enfermedad que se «propaga a través del contacto directo con la sangre, secreciones u otros fluidos corporales de personas enfermas y del contacto indirecto, por ejemplo, con agujas y otras cosas que pueden estar contaminadas con estos fluidos», detalla Stephan Monroe, director adjunto del Centro Nacional de Enfermedades Zoonóticas Emergentes e Infecciosas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.
Además, se encuentra localizada en el continente africano y aún no tiene cura, además, poco se ha investigado para atacar todas las proteínas que contiene el virus y las que afecta. La causa principal por la cual no se profundizó en su investigación es el desinterés de los únicos cinco laboratorios capacitados para estudiar esta afección que provoca la muerte en hasta el 90% de los casos. Los establecimientos con posibilidades de analizar y trabajar sobre el ébola se localizan en Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia y Rusia, quienes no hallan financiamiento por el siguiente motivo: los destinatarios de la potencial vacuna serían zonas pobres y el antídoto no sería necesario producirse en grandes cantidades.
En cuanto a la enfermedad, sus síntomas iniciales son fiebre (que llega a los 40 grados) y dolores de cabeza, musculares y en la garganta. Luego se amplía a vómitos, diarreas y hemorragias internas y externas.
Vale detallar que Estados Unidos decidió repatriar a dos ciudadanos en un avión acondicionado especialmente para mantenerlos aislados y ahora los especialistas se encuentran trabajando para hallar una vacuna frente al peor brote de ébola en toda la historia, que roza las 1.000 muertes (cifra que iguala el total de los últimos 20 años) y lleva más de 1.700 infectados en Guinea, Liberia, Sierra Leona y recientemente se confirmaron casos en Nigeria.

Deja una respuesta