Smoking Time MachineEl Servicio Nacional de Salud Británico (National Health Service) abrió una ingeniosa batalla contra el tabaco al crear una aplicación llamada “Smoking Time Machine”. Esta muestra cómo será el rostro de una persona en 10 o 20 años como consecuencia de los efectos del tabaco si la misma es fumadora y no abandona de inmediato el vicio.  Busca lograr que se descarte el consumo de cigarrillos de tabaco, aunque más no sea por motivos estéticos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco mata a más de 5 millones de personas al año y es el causante de las muertes de 1 de cada 10 adultos.

Cajas de cigarrillos“Fumar es perjudicial para la salud”. Para aquellos a quienes les cuesta recordarlo, están las fotos impactantes en los atados. Aluden o, mejor dicho, muestran gráficamente complicaciones serias de salud, tales como un bebé afectado por el consumo de tabaco de su mamá, pulmones realmente degradados o gente moribunda en cama y con respirador. Otras muestran cómo fumar en el hogar daña a los más chicos e incluso causa problemas de erecciones derivadas del consumo de cigarrillos. Todo muy gráfico. Sigue en esta línea, pero opera en un aspecto más superficial la iniciativa del Servicio Nacional de Salud Británico. Más liviana pero no por ello menos efectiva que las fotografías de los envoltorios. De hecho, no son pocas las personas que observan cómo mejora su piel cuando dejan de fumar (o cómo comienzan a tener más resistencia en la práctica de deportes y a oler mejor ellas, y oler más).

Con esta aplicación se puede observar con claridad el envejecimiento prematuro, las arrugas profundamente marcadas en el contorno de la boca y los ojos, así como el color grisáceo de la piel. Otro rasgo distintivo es el aumento del tamaño de la papada. La misma puede descargarse para teléfonos móviles o como aplicación de escritorio en www.cumbriapartnership.nhs.uk/rollercoaster-smoking-time-machine-app.htm.

FumarLo cierto es que dejar de fumar cuesta, y mucho. Los síntomas habituales que pueden observarse en todo aquel que intente hacerlo son, lógicamente, un deseo intenso por la nicotina, como en cualquier intento de abandono de una adicción. También pueden presentarse síntomas como ansiedad, tensión, inquietud, frustración o impaciencia, una derivada dificultad en la concentración, trastornos de sueño, dolores de cabeza, aumento del apetito (y de peso), irritabilidad y algunas veces depresión. Pero la vida es lo más preciado que tenemos, es lo único que vale realmente la pena (también deberíamos incluir al amor). Entonces, por más difícil que sea el emprendimiento, ¿no vale la vida intentar?

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.