Según uno de los últimos informes emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado lunes, más de 2 millones de adolescentes entre 10 y 19 años de edad conviven con el VIH SIDA. Esta cifra provoca un aumento del número del 33% de personas infectadas a manera global desde el 2001.
La investigación, realizada por los científicos del sector de salud de las Naciones Unidas, detecta que la zona más afectada con este virus es el África Subsahariana, más conocida como África negra o todo el sector de este continente que no toca el Mar Mediterráneo. La mayoría de este sector de la población que está infectada son mujeres que han tenido relaciones sexuales sin protección y, en algunas situaciones, son por casos de violación. Por su parte, Asia tiene el índice más alto en casos de VIH por consumición de drogas.
Placa 02
El director de Programas de VIH en la ONU para la Infancia, con el apoyo de UNICEF, Craig McClure, dice que “los adolescentes, los hombres jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres, los que se inyectan drogas o están sujetos a la coerción y el abuso sexual están en mayor riesgo”.
También culpa la falta de programas para adolescentes centrados en temas de adicciones o la problemática de este virus, que tanto pregonan desde su organización. En esta placa se observan las cifras de terapia antirretroviral para prevenir el SIDA en diversas regiones del planeta.
Placa 03
“Se enfrentan a muchos obstáculos, como las leyes, las desigualdades, el estigma y la discriminación que les impiden acceder a los servicios que se podrían probar, prevenir y tratar el VIH”, lamenta McClure. Y añade: “Alrededor de una séptima parte de las nuevas infecciones por VIH se producen durante la adolescencia. A menos que se eliminen las barreras, nunca se hará realidad el sueño de una generación libre de SIDA”.
Los números advierten la cantidad de muertes que van en aumento con esta enfermedad. Así es el caso del año 2005, que hubo un total de 70 mil adolescentes fallecidos por VIH y en 2012 ascendió a 104 mil, según los informes de la OMS.
A pesar de estas alertas, regiones que sufrieron las últimas crisis económicas mundiales se arriesgan a padecer el SIDA. Tal es la situación de Grecia, país en donde se encontraron bajos pero importantes casos de gente de diversas edades que se autoinfligen esta enfermedad para recibir un subsidio del Estado, que ronda unos 2.500 pesos argentinos, cada dos meses. Algunas mujeres, en vez de optar por esta riesgosa forma de obtener dinero, se inclinan por la prostitución.
sida-medicamentosEn el otro punto del globo terráqueo un grupo de científicos investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles, descubrieron que las células madre genéticamente modificadas son eficaces para combatir el VIH en humanos. Los estudios se realizaron en ratones humanizados que recibieron esta cura y el proceso fue lento pero virtuoso. Según Scott G. Kitchen, profesor asistente de medicina en la división de hematología y oncología en la Escuela de Medicina David Geffen en UCLA y miembro del Instituto del SIDA de UCLA, esta presunta cura podrá evolucionar más rápido en el cuerpo humano, creando una cura real ante esta enfermedad. “Creemos que este estudio sienta las bases para el uso potencial de este tipo de enfoque en la lucha contra la infección por VIH en individuos infectados, con la esperanza de erradicar el virus del cuerpo”, dice esperanzado el profesor.
Los números son impactantes y la cura al SIDA es el anhelo más codiciado entre los científicos. Al parecer, estamos más cercanos en alcanzarlo. Solo resta esperar que no se interpongan la avaricia de algunos países para sacar provecho en enfermedades tan complicadas como esta o las restricciones políticas de otras naciones que dejan a la deriva a cientos de personas por leyes sin sentido. Por ahora, es una simple utopía.
Imágenes: www.who.int/es