Por la última fecha del Tri Nations, Argentina y Australia repitieron la historia del partido anterior e igualaron en 16 puntos. El encuentro se disputó en la ciudad de Sydney y marcó el fin de competencia en este 2020 para el seleccionado argentino. Muy buen resultado, luego de una semana difícil.

El juego comenzó mal para Los Pumas, que se vio arrinconado por su rival en propio campo por más de diez minutos. A pesar de la presión australiana, la defensa respondió muy bien ante cada intento, aunque con mucha reiteración de penales y con tarjeta amarilla incluida, por un golpe de Marcos Kremer sobre James O’Connor. Recién a los 15 minutos, Reece Hodge rompió el cero en el marcador, mediante un penal y la ventaja parcial de 3-0 para el dueño de casa.

Argentina tuvo la suerte de reaccionar rápido y equilibró las acciones minutos más tarde, mediante un penal de Nicolás Sánchez desde mitad de cancha, luego de un foul sobre Matías Alemanno en un line. Por la misma indisciplina del seleccionado «aussie», Domingo Miotti (ingresó provisoriamente en lugar de Sánchez por protocolo de golpe en la cabeza) acertó nuevamente a la H y puso el partido 6-3 en favor de Los Pumas.

A partir de ese momento, cerca de media hora de juego, se vio lo mejor del conjunto de Mario Ledesma con try incluido con una jugada de toda la cancha. Line en defensa, Julián Montoya avanzó 20 metros con un maul, Felipe Ezcurra condujo y habilitó a Bautista Delguy quien, con velocidad y potencia, se fue al ingoal australiano. Miotti completó la jugada de siete puntos y Argentina pasó a dominar las acciones por 13 a 3.

Hodge recortó la diferencia sobre el cierre del primer tiempo mediante un penal y puso el marcador 13-6, cifra con la finalizó la primera mitad en unos primeros cuarenta minutos que tuvo una buena actuación nacional, aunque con muchos penales en las marcas y un scrum que sufrió demasiado.

El complemento se inició con los locales en busca de ponerse en partido y con Hooper eficaz a los palos; el 15 cambió penal por tres puntos y acercó a Australia en el marcador: 13-9.

A los 20 minutos, Lukan Salakaia Loto impactó con su hombre en la cabeza de Santiago Grondona (de muy buen partido) y vio la tarjeta roja. Los Pumas quedaron con un hombre más en cancha y, además, Miotti volvió a adelantar al equipo en el tanteador con otro penal: 16-9.

Buena diferencia de puntos, un hombre más y un nivel de juego que comenzó a mostrar buenas señales, a pesar del diluvio que azotó Sydney e hizo muy difícil el juego de manos, con una pelota que realmente fue ingobernable. Pero Australia levantó su producción y volvió a arrinconar a su rival.

Michael Hooper concretó un try de maul, tras varios intentos fallidos de Wallabies. Hoodge, con su conversión, igualó el marcador en 16 puntos a falta de apenas más que 10 minutos para el pitazo final. Los Pumas defendieron bien pero, a nada del cierre del partido, cometieron un penal en un line; lejos pero accesible para la patada del número 15.

Hoodge volvió a fallar su envío, como en el partido anterior, para tranquilidad del seleccionado nacional. Los minutos se consumieron y ambos seleccionados volvieron a no sacarse ventajas.

De esta manera, Los Pumas cerraron un gran torneo con el triunfo histórico ante All Blacks y dos pardas frente a Wallabies. Con mucho esfuerzo lograron prepararse para este certamen de la mejor manera posible y estuvieron más que a la altura de las circunstancias. Además, hubo jugadores que vistieron por primera vez la camiseta del seleccionado argentino.

Ellos mismos serán los titulares el día de mañana, en un futuro no muy lejano. Ah, hablando de lo que vendrá, todo lo acontecido, sus repercusiones con sanciones e indultos y por más doloroso que sea, sirva como punto de partida para elaborar algo distinto en todo lo relacionado al rugby en nuestro país: desde los dirigentes hasta los jugadores.

Formaciones e incidencias

Argentina: Nahuel Tetaz Chaparro, Julián Montoya, Francisco Gómez Kodela; Matías Alemanno, Marcos Kremer; Santiago Grondona, Facundo Isa, Rodrigo Bruni; Felipe Ezcurra, Nicolás Sánchez; Emiliano Boffelli, Jerónimo De La Fuente (capitán), Matías Orlando, Bautista Delguy; Santiago Carreras.

Suplentes: José Luis González, Mayco Vivas, Juan Pablo Zeiss, Lucas Paulos, Francisco Gorrissen, Gonzalo Bertranou, Domingo Miotti, Santiago Chocobares.

Australia: Scott Sio, Brandon Paenga Amosa, Allan Alaalatoa; Rob Simmons, Matt Philip; Mes Hanigan, Michael Hooper, Harry Wilson; Nic White, James O’Connor; Marika Koroibete, Hunster Paisami, Jordan Petaia, Tom Wright; Reece Hodge.

Suplentes: Folau Fainga’a, Angus Bell, Taniela Tupou, Lukhan Salakaia – Loto, Rob Valetini, Jake Gordon, Irae Simone, Tom Banks.

Cambios: 28′ Miotti por Sánchez por protocolo de golpe en la cabeza por 10 minutos (Argentina), 41′ Valentini por Wilson (Australia), 51′ Tupou por Alaalatoa (Australia), 51′ Salakaia Loto por Simmons (Australia), 57′ Gorrissen por Bruni (Argentina), 57′ Miotti por Sánchez (Argentina), Fainga’a por Paenga Amosa (Australia), 60′ Paulos por Grondona (Argentina), 60′ Bell por Sio (Australia), 65′ Vivas por Tetaz Chaparro (Argentina), 69′ Zeiss por Gómez Kodela (Argentina), 71′ Gordon por White (Australia), 72′ Banks por Koroibete (Australia), 74′ Bertranou por Ezcurra (Argentina), 75′ Simone por Petaia (Australia).

Conquistas: 16′ penal de Hoodge (Australia), 18′ penal de Sánchez (Argentina), 30′ penal de Miotti (Argentina), 34′ try de Delguy convertido por Miotti (Australia), 43′ penal de Hoodge (Australia), 51′ penal de Hoodge (Australia), 61′ penal de Miotti (Argentina), 67′ try de Hooper convertido por Hoodge (Australia).

Amonestados: 16′ Kremer (Argentina), 28′ Hooper (Australia), 66′ Paulos (Argentina). Expulsado: 60′ Salakaia Loto (Australia).

Árbitro: Ben O’Keefe (Nueva Zelanda). Estadio: Bankwest Stadium, Sydney.

Posiciones finales

Nueva Zelanda (11 puntos), Argentina (8) y Australia (8).