A partir de este jueves, en la Ciudad de Buenos Aires deja de ser obligatorio el uso de tapabocas y barbijos en espacios cerrados y transporte público. De todas formas, hay que hacer dos aclaraciones: pasa de la obligatoriedad a la recomendación y el uso opcional es en subtes y colectivos locales. En el resto del país continúa el protocolo, y los trenes y micros de larga distancia están bajo la órbita nacional.

Así, mediante una conferencia de prensa, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, expresó que «se ve con claridad que la curva de esta Ómicron está completando su recorrido y, en este contexto, tomamos la decisión de pasar de la condición del uso de barbijo obligatorio en los interiores y en el transporte público a uso recomendado. Eso significa que seguimos recomendando su uso pero las personas tendrán la autonomía para decidir».

«La norma es para todos los lugares»

De esta manera, el Ministro de Salud aseguró que la medida abarca a los establecimientos educativos y las oficinas públicas, además de otro tipo de espacios cerrados. «Es momento de transferir la autonomía a los ciudadanos, quienes saben ya cómo cuidarse, cómo está la situación de contagios y entonces decidirán cuál es la mejor decisión para sí y para sus seres queridos», aunque «sería deseable que las personas sigamos usando el barbijo mientras estamos en lugares cerrados, sobre todo mientras se completa este periodo invernal, lo que decimos es que ya no es obligatorio».

En cuanto a los datos compartidos sobre el plan de vacunación, el titular del organismo sanitario de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) manifestó que 97% de la población se dio la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, 95% recibió la segunda dosis y 2.126.456 personas fueron a darse el primer refuerzo (70%) y apenas 710.417 el segundo refuerzo (25%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.