El primer vínculo del niño con el mundo exterior es el parto. Este puede ser vaginal o por cesárea, pero siempre los papás tenemos que estar atentos a las necesidades y cosas a preparar para la llegada.
Los papás, muy contentos, preparamos cosas para la llegada de nuestros bebés. ¿Qué cosas son necesarias?
Un lugar cómodo y seguro para transportarlo. El carrito es la prioridad cuando nos movilizamos a pie, pero al momento de desplazarnos en auto, es importante tener un huevo o butaca, así evitamos que el niño sufra golpes severos en caso de  accidentes.  Otra opción son las mochilas, portabebés y fulares que sirven para llevar al niño a upa y tener libres las manos.

Foto: ar.clasificados.com
Foto: ar.clasificados.com
Un lugar para dormir. Los primeros días tienen que ser en un lugar pequeño donde el bebé se sienta contenido (moisés o catre), para luego pasar a un espacio más cómodo y amplio, como es la cuna (que viene de diferentes modelos y tamaños).
Un lugar para la higiene. Es fundamental tener una pequeña bañera de uso exclusivo del bebé.
Elementos de higiene. Pañales (no muchos, dado que no sabemos cuál será el tamaño del niño ni cual será la sensibilidad de su piel respecto de lo que ofrecen las diferentes marcas), óleo, algodón, alcohol y gasa (para la limpieza del cordón umbilical), jabón neutro o de glicerina.
Ropa. Esta debe ser, preferentemente, de algodón o tejidos delicados y debe estar lavada con jabón blanco para evitar que tome contacto con la ropa de los adultos.
Foto: pequelia.es
Foto: pequelia.es
Accesorios. Peines, chupete (si decidimos que vaya a usarlo) y mantas de abrigo.
Esta lista tiene lo básico para recibir al nuevo integrante de la familia, pero después iremos agregando bebesit o mecedoras, silla para comer, baby call, nebulizador, termómetro, etc. Todo depende de nuestra rutina diaria y costumbres familiares.
Al momento de ir a la clínica, ¿qué tenemos que llevar?
Esto es lo que necesitás tener preparado el día del parto. Un consejo, preparalo en la semana 32, así estás tranquila que en ese momento de muchos nervios todo estará listo.
Para la mamá
Foto: www.embarazo-online.com
Foto: www.embarazo-online.com
Dos camisones, pantuflas, medias, bata, corpiño para amamantar (un talle más del que usabas al finalizar el embarazo), una caja de protectores mamarios, 10 o 12 bombachas (si son descartables, mejor) y apósitos post parto.
También tenés que contar con ojotas (para cuando te bañes), peine, hebillas, cepillo de dientes y pasta, cosméticos, desodorante y perfume.
No olvides la ropa, bastante holgada para salir del sanatorio.
Para el bebé
Foto: www.babysking.com
Foto: www.babysking.com
Pañales (tamaño RN), toallitas húmedas u óleo calcáreo y algodón, mantilla de algodón, mantilla de lana (si nace en época de baja temperatura), gorrito, 3 o 4 batitas, medias, escarpines, dos conjuntos o enteritos para tenerlo dentro del sanatorio, un sweater, un conjunto para salir del sanatorio y asiento para el auto (para que al momento de sacarlo del sanatorio viaje seguro).
Consejo: prepará en una bolsita separada la ropita que querés que le pongan luego del parto, porque en ese momento que te lo piden vos estás en trabajo de parto y no será fácil encontrar la vestimenta dentro del bolso.
Otros elementos
Recordá contar con la orden de internación, el riesgo quirúrgico, estudios realizados en el embarazo, tu DNI y el carnet de la obra social. Si vas a inscribir a tu hijo dentro del sanatorio necesitarás la libreta de matrimonio.
Cámara de fotos y celular. No te olvides de las pilas y los cargadores. También fijate si tenés espacio en la memoria de la cámara para que no tengas que decidir borrar en ese momento otras fotos.
Foto: www.todoopticas.com
Foto: www.todoopticas.com
Lista de número de familiares y amigos que estarán esperando la noticia.
Souvenires y cartel de bienvenida.
Tené en cuenta que la llegada de un bebé es motivo de felicidad y todos querrán colaborar llevando algunos regalos, por ello no te adelantes a comprar todo sin saber qué te obsequiarán, para evitar tener cosas repetidas. No tengas mucho stock de ropa porque los niños cambian muy rápidamente el talle y te quedarán muchas cosas sin uso y, siempre, guiate por tu instinto de mamá/papá. Nadie mejor que vos conoce las necesidades de tu hijo.

Deja una respuesta