Estable, con pronóstico reservado

Este martes, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes de abril, que mantuvo una cifra cercana al periodo anterior, y se ubicó en 8,8%.

De esta manera, el Gobierno Nacional aún no logra cumplir con la promesa de detener la escalada inflacionaria en el país y se acentúa la crisis económica, producto de la pérdida de poder adquisitivo (sin paritarias salariales y presupuestos congelados a 2023) frente al aumento constante de precios.

Asimismo, la variación interanual es de 289,4% (en alza continua por casi un año) y en los primeros meses del año y bajo la gestión de Javier Milei es del 65%. Cabe remarcar que, discrecionalmente, los Bienes subieron 6,3% y Servicios 16,5%. De este diagnóstico se desprende cómo inciden en el bolsillo de la ciudadanía, ya que los segundos en muchos casos están sujetos a necesidades esenciales.

Al respecto del incremento en el valor de bienes y servicios, cuatro rubros se colocaron por encima del casi 9% promedio: «La división de mayor aumento en el mes fue Vivienda, Agua, Electricidad, Gas y otros Combustibles (35,6%) por los incrementos en las tarifas de gas, agua y electricidad. Le siguieron Comunicación (14,2%) por las subas en servicios de telefonía e internet, y Prendas de Vestir y Calzado (9,6%) por cambios de temporada», detallaron desde INDEC en el informe. Además, Salud tuvo actualizaciones que cerraron el periodo en 9,1%.

Detrás de estas antes citadas se pueden mencionar Educación (8,6%), Restaurantes y Hoteles (7,3%), Recreación y Cultura (7,1%), Equipamiento y Mantenimiento de Hogar (6,5%), Transporte (6,3%), Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (6%), Bienes y Servicios Varios (5,7%) y Bebidas Alcohólicas y Tabaco (5,5%).

Por otra parte, INDEC también anunció los valores de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y Canasta Básica Total (CBT), que aumentaron 4,2% y 7,1%, respectivamente. De esta forma, en los primeros meses del año acumulan una suba de 55% y 67%, con una variación interanual de 296,2% y 307,2%. Del informe se desprende que un adulto, para no caer en la línea de indigencia, requiere 120.726 pesos por mes y debe superar los 268.012 pesos para no ser pobre.

Deja una respuesta