La plataforma de streaming Qubit.TV ofrece nuevos títulos para disfrutar del cine en casa.

Creed II: Defendiendo el legado

Tutelado por Rocky Balboa, el nuevo campeón de peso pesado Adonis Creed lidia con el fantasma de Apollo mientras entrena para su próxima pelea contra Viktor Drago, hijo del hombre que asesinó a su padre en el ring. 
Más allá de cierta esperable -y disfrutable- previsibilidad (característica de muchas secuelas con personajes que nos son familiares), “Creed II” no solo demuestra ser una digna sucesora de la película dirigida por Ryan Coogler sino, además, una de las entradas más potentes y emotivas de la saga. Retomando las raíces familiares de las primeras “Rocky”, la película se apropia del legado del “Semental Italiano” y del hijo de su mejor amigo para dar lugar a un viaje introspectivo y de autodescubrimiento, en el marco de un enfrentamiento aún más grandioso y épico que el de su antecesora. Ampliamente elogiada por el cuidado desarrollo de sus personajes y la espectacularidad de su visceral batalla final (cuyos golpes son capturados desde tantos ángulos que parecieran trascender la pantalla), “Creed II” se volvió todo un éxito de taquilla, llegando incluso a ocupar el segundo puesto en el ranking de recaudación de la saga creada por Sylvester Stallone (luego de, casualmente, “Rocky IV”).

El agente de C.I.P.O.L.

Durante la Guerra Fría, un agente de la CIA y otro de la KGB deberán olvidar sus diferencias y unir fuerzas para infiltrarse en una misteriosa organización criminal que busca producir armas de destrucción masiva. 
Basado en la popular serie de televisión creada por Sam Rolfe, “El agente de C.I.P.O.L.” es un atrapante y vertiginoso film de espionaje. Protagonizada por Henry Cavill (en la piel de Napoleón Solo) y un destacable Armie Hammer (como Illya Kuryakin), la película fue gratamente recibida por la crítica gracias a sus trepidantes secuencias de acción (marca registrada de su director, Guy Ritchie) y notables dosis de humor. Asimismo, triunfa en una tarea nada fácil y en la que más de un reboot ha fallado: lograr replicar la esencia de su material base: en este caso, la energía, exuberancia y el glamour de la serie que consagró a Robert Vaughn y David McCallum.

Perdido por perdido

Una hipoteca difícil de pagar, un plan destinado a fallar y un rápido descenso a un submundo corrupto y peligroso: por esas coordenadas se mueve Ernesto Vidal, quien deberá oficiar de detective para sobrevivir.
La primera película de Alberto Lecchi (“Operación Fangio”) probablemente sea también una de las mejores de su vasta filmografía. Un oscuro e ingenioso film que, a partir del descenso a los infiernos de su protagonista (un notable Ricardo Darín), da lugar a una enigmática y atrapante trama policial. Todo comienza cuando, tras aceptar estafar a la aseguradora de su auto, Ernesto se ve obligado a apelar a la ayuda de su mujer (Carolina Papaleo) y a un aliado inesperado (Enrique Pinti) para emprender una meticulosa investigación y así escapar del embrollo en que se metió.

Pobre vaca

Cuando su obtuso marido Tom es encarcelado por robo, la joven Joy queda a la deriva con su pequeño hijo Johnny. Dave, el mejor amigo de Tom, aparece en su vida, pero el crimen no dejará tiempo ni espacio para el amor. Ópera prima escrita y dirigida del realizador inglés Ken Loach (“El viento que acaricia el prado”), quien mostraba desde sus comienzos una precisión y sensibilidad únicas para retratar los conflictos cotidianos de las clases bajas en el Reino Unido. En “Pobre vaca”, Loach crea su propio tipo de realismo social, reforzado por un registro actoral basado en la espontaneidad y la improvisación. Un drama urbano, profundamente político y social, que pone el foco en las vicisitudes de su protagonista Joy, una mujer de clase obrera que a raíz de sus vínculos amorosos con criminales de poca monta debe enfrentar la pobreza, la maternidad en soledad y la violencia de género, entre otras formas de crueldad y abandono habituales en la sociedad capitalista y patriarcal de los años sesenta. Un exponente ineludible del “kitchen sink drama” que sorprendió por su buena recepción y recaudación en Gran Bretaña y los Estados Unidos. Adaptación de la novela homónima de Nell Dunn, estuvo nominada al Globo de Oro como mejor película extranjera, primera señal de todos los premios que luego ganaría el realizador en su notable carrera.

La cómplice

Tras involuntariamente convertirse en cómplice de un robo, una mujer quedará a la merced de dos peculiares camioneros. Pronto, y con el fin de salir indemne del asunto, se verá envuelta en una extraordinaria trama. 
Protagonizada por la exuberante estrella Libertad Leblanc (“Furia en la isla”), “La cómplice” es un film tan audaz como atípico: combinando géneros como el policial y el erótico, da lugar a un relato absolutamente impredecible en el que los personajes no pueden jamás anticipar las consecuencias de su accionar. Dirigida por el realizador mexicano René Cardona Jr.

El asalto

Sus personalidades no pueden ser más disímiles. Aún así, cuatro hombres deciden dejar de lado sus diferencias para planear juntos el asalto un banco… empresa que, pronto descubrirán, está por encima de sus capacidades. Basado en una novela de Enrique Silberstein, “El asalto” se destaca dentro del cine argentino de los años setenta, entre otras cosas, por su doble operación narrativa: por un lado, nos encontramos frente a un film que busca abrazar un género bastante convencional como el de las “heist movies” (películas de robos) y, por el otro, frente a un atrapante estudio de personajes que gira en torno a su heterogénea banda de protagonistas delincuentes. Asimismo, la película de Kurt Land ofrece un atípico retrato de su época, mientras nos adentra en un relato notablemente balanceado entre la comedia y el drama.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.