teacher¿Te acordás cuando se decía que ellas eran las segundas mamás, cuando el tutearlas era impensado, cuando los niños las veíamos como personas únicas y dignas de admiración? Los tiempos cambiaron y también cambió la forma en que los chicos se relacionan con los adultos, pero lo que no se modificó fue su forma de ser, su vocación, su sed de enseñar y ayudar.
Las maestras y maestros, que los hay y mas de los que uno se imagina, son grandes personas que dedican su vida a darle a los más pequeños aquellos saberes principales y básicos sobre los que se sostendrán los aprendizajes venideros y los que guiarán su accionar.
teacher-at-smartboard-teaching-classCreo que todos recordamos los nombres de nuestros maestros. Las de jardincito que nos enseñaron a jugar con un objetivo aunque no lo veamos nosotros. La de primer grado fue siempre especial, fue la que nos abrió la puerta al nuevo mundo del aprendizaje. Las que por algún motivo nos dejaron marcados. La última antes de pasar a la vida con profesores.  Te cuento que en la facultad una docente leyó mi nombre en una lista y me manda a buscar para saber si yo era yo, resultó ser que esa señorita que me recordaba y que hoy es la profesora de la cátedra Práctica Profesional había sido mi señorita de sala de tres años que todavía me recordaba y luego la vida hizo que se convirtiera en la persona que me tome el examen para recibir mi título profesional.
Los maestros son educadores, formadores de personas y transmisores de conocimientos.
El legado de Sarmiento
Domingo Faustino Sarmiento fue un político, escritor, militar y periodista. Gobernador de su San Juan natal, ministro del Interior y presidente de Argentina. Se destacó por su incansable lucha por la educación pública y por contribuir al progreso científico y cultural del país. En homenaje a su figura es que se instaura al 11 de septiembre, día de su muerte, como día Panamericano del Maestro.

Foto: Revista Intercole

Foto: Revista Intercole


Nació el 15 de Febrero de 1811 y fue bautizado con el nombre de Valentín Faustino Sarmiento.  Sus primeros maestros fueron sus tíos, quienes a la corta edad de 4 años le enseñaron a leer.  Luego de haber cursado su educación en la Escuela de la Patria, su madre le sugirió que se inscriba en el Seminario, sugerencia que Sarmiento no aceptó y se anotó en el Colegio de Ciencias Morales en Buenos Aires.
Llegó a ser gobernador de la provincia de San Juan y presidente de la nación, donde su obra más destacada se relaciona con la educación. Para garantizar la educación primaria trajo 61 maestras de los Estados Unidos, creó las primeras Escuelas Normales y subvencionó la escuela para sordomudos que hasta ese entonces era privada. Propició la creación de Bibliotecas Nacionales Populares.
Era un ferviente comunicador, creó periódicos, escribió libros y fomentó la comunicación ferroviaria.
Murió en Asunción del Paraguay a los 77 años el 11 de septiembre de 1888.
Mas allá del cambio que sufrió la docencia, de la visión que la sociedad y el gobierno tiene de ellos, los docentes siguen trabajando con la misma vocación de educar y crear personas pensantes y con herramientas para el futuro. En su día, un merecido homenaje.