Otra vez las encuestas quedaron hechas añicos. Ni la más alocada aventuró las diferencias que el Frente de Todos consiguió en las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) en los distritos principales.

En las primarias presidenciales, el binomio Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner (Frente de Todos) obtuvo el 47,65% de los votos, el candidato de Juntos por el Cambio y que aspira a la reelección Mauricio Macri junto Miguel Pichetto alcanzó el 32,08% de los votos y, en tercer lugar, quedó la fórmula de Consenso Federal (Roberto Lavagna – Juan Manuel Urtubey) con 8,22 por ciento. Las demás candidaturas que superaron el piso del 1,5% y estarán en las generales de octubre fueron el Frente de Izquierda y De Trabajadores – Unidad (Nicolás Del Caño – Romina Del Pla) con el 2,86 por ciento de los sufragios y Frente NOS, que postula a Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton, que consiguió el 2,63 por ciento. La última agrupación que estará en octubre es el de Unite por la Libertad y la Dignidad (DESPERTAR) que candidatea a José Luis Espert y Luis Rosales, que llegó al 2,18%.

Todos estos partidos no realizaron internas propiamente dichas, ya que tenían un solo binomio compitiendo.

Las listas que no superaron el mínimo exigido fueron Movimiento al Socialismo (Manuela Castañeira – Eduardo Mulhall) con el 0,71 por ciento, Frente Patriota de Alejandro Biondini y Enrique Venturino que obtuvo el 0,24 por ciento y el Movimiento de Acción Vecinal que postulaba a Raúl Albarracín – Sergio Pastore que consiguió el 0,14 por ciento de los votos. Último quedó el Partido Autonomista (José Antonio Romero Feris – Guillermo Sueldo) que se quedó en el 0,13% de los sufragios.

En un aspecto numérico, el Frente de Todos obtuvo 11.622.428 de votos, Juntos por el Cambio 7.825.208, Consenso Federal 2.007.035, el FIT 697.776, NOS 642.662 y DESPERTAR 533.100. La participación ciudadana alcanzó el 75,8% (24.723.193) sobre un padrón de 32.621.468 personas, mientras que los votos positivos fueron 23.628.526, un 96,88%.

Una nueva etapa

Tras conocerse su claro triunfo en las PASO, el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que “los argentinos empezamos a construir otra historia”.

“Vamos a empezar una etapa nueva que es lo que queda de la elección. Que los que están intranquilos que no se intranquilicen. Nunca fuimos locos gobernando. Siempre arreglamos los problemas que otros generaron. Una vez más vamos a arreglar los problemas que otros generaron”, expresó ante los militantes.

Al referirse a sus principales propuestas de campaña, Fernández sostuvo que “los argentinos entendieron un mensaje que decía que nuestros abuelos tienen derecho a tener salud y un ingreso como el que corresponde, y que vamos a pagarlo antes de seguir regalándole a los bancos intereses que no deben ir allí, sino al progreso de nuestros jubilados. Todo eso entendió la Argentina”.

Además, manifestó: “Creo que finalmente la Argentina escuchó el mensaje que decía que a nosotros nos importa la educación pública y que las escuelas tienen que estar de pie para enseñarle a nuestros hijos. Un mensaje que decía que a nosotros nos interesa la universidad pública y que queremos seguir sembrando universidades a lo largo del país para que los chicos puedan estudiar en cualquier rincón de la patria”.

Por otra parte, el candidato aseguró que “a partir de hoy se terminó el concepto de venganza, grieta y cualquier cosa que no es debida”. Y, en clara referencia a la coalición oficialista, agregó: “Yo estoy seguro que hoy la Argentina dio un veredicto claro que dice cambiemos, pero en el mejor sentido”.

Finalmente, Fernández señaló: “Prometo trabajar para que nos entiendan y que entiendan que todos tienen lugar en la Argentina que queremos vivir”. En octubre se definen los próximos 30 años.

Con el inevitable sentimiento de que su reelección quedó muy lejana, el presidente Mauricio Macri admitió que el oficialismo hizo “una muy mala elección” aún antes de que se conocieran resultados oficiales.

Al comenzar su discurso, el Jefe de Estado felicitó “a todos los argentinos porque tuvimos una jornada de democracia, donde pudieron votar en paz y en armonía y agradecerles a los que nos apoyaron a pesar de las dificultades”.

“Reconocemos que hemos tenido una mala elección y eso nos obliga a partir de mañana a redoblar los esfuerzos para que en octubre logremos el apoyo que se necesita para continuar con el cambio”, señaló Macri y, en este sentido, afirmó: “Quiero convocar y agradecer a los fiscales que están haciendo su trabajo, a los defensores del cambio que fueron protagonistas en esta elección”.

Al hablar de las elecciones generales de octubre, Macri exhortó “a todos los que queremos ir hacia el futuro, de ir hacia un sistema donde se fortalezca la democracia, trabajar juntos en la elección de octubre que es donde se van definir los próximos 30 años de la Argentina”.

Por otra parte, el Presidente sostuvo que “escuchamos el voto de la gente, creemos en la democracia y sabemos que por el nivel de dificultades que enfrentamos en los últimos años haya mucha duda y mucha angustia”.

En otro pasaje, manifestó sus dudas sobre el futuro del país tras las primarias, ya que indicó que “tenemos que ser parte del mundo y si no tenemos un mensaje claro para que nos puedan ayudar va a ser difícil que podamos construir ese país que todos queremos y nos merecemos”.

En el cierre de su discurso, Macri agradeció a la gobernadora María Eugenia Vidal por el esfuerzo y rogó que “en octubre los bonaerenses no se la pierdan”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.