El jueves 26 de septiembre comenzó la proyección de “Historias breves 8”. Se trata de la octava entrega de nueve cortometrajes seleccionados y financiados por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), realizados por estudiantes de cine de diferentes escuelas de todo el país. Por “Historias Breves” han pasado figuras actualmente consagradas como Lucrecia Martel, Adrián Caetano y Daniel Burman. El nivel del mismo se mantiene intacto y se destacan la fotografía y los guiones.
maxresdefault“De cómo Hipólito Vázquez encontró magia donde no buscaba”, de Matías Rubio, nos presenta una historia (algo moralizante) de un cazador de talentos y su compañero que, fiel a su cámara, lo acompaña al norte argentino en busca de una nueva promesa del fútbol.  El mundo de este deporte, que conocemos a través de constantes conversaciones telefónicas, se contrapone con la magia de los paisajes, a los cuales se le suma el aura particular del circo. El desenlace es algo simple, pero la historia conmueve.
“Cuestión de té”, de María Monserrat Echevarría, nos adentra en una situación de disfuncionalidad familiar. Narrada de una forma muy original, juega con la hipocresía y las apariencias, todo visto desde la perspectiva de un chico. De alguna forma, esta historia refleja la idea de que lo complejo deriva de la dificultad de tomar una decisión simple. El chico ve con claridad. Se observa una crisis latente, al borde del estallido y la violencia.
Historias Breves 8 - 27.09.2013 - lanacionSe destaca el corto “El conductor”, dirigido por Maximiliano Torres. La mente pide un tiempo luego de este relato para poder continuar viendo los siguientes y es que el clima en el que nos sumergimos como espectadores es de aguas profundas y es difícil salir. Logra adentrarnos en la disfuncionalidad (por momentos, sutil y violenta) de una familia tipo que se encuentra en la ruta, mientras se va de vacaciones. La naturalización del maltrato, la angustia de la madre y el contraste del mundo infantil y el adulto terminan por emerger con fuerza a la superficie cuando un elemento externo quiebra el “equilibrio” de aquel auto. Un gran acierto es el guión de Pablo Waldman, quien logró captar, sin abusar del golpe bajo ni el exceso de palabras, la violencia como dinámica habitual de una pareja y la consecuente disfuncionalidad familiar.
“Superficies”, de Martín Aliaga, muestra con un triste realismo la vida de un chico víctima del bullying en un colegio privado de varones. “Vida nueva”, de Lucas Santa Ana, narra la vida de dos ancianos vecinos, las relaciones con sus familias y un edificio donde parece reinar la armonía encarnada, principalmente, en la figura del portero amable (lejano a Jorge Mangieri) y las nuevas paranoias. Vemos escenas interesantes, pero no logra impactar.
IMG_3455Cabe reflexionar la representación y la construcción de la mujer en la mayoría de los cortometrajes. Mientras la mujer de “El conductor” parece oprimida pero se nota que tiene una fuerza importante, otras mujeres como en “Cuestión de té” aparecen débiles, con roles secundarios, a veces víctimas de una situación que no pueden cambiar. Otras surgen como infieles o parte de un engaño.
Es muy bueno ver narraciones que hagan prevalecer las historias por sobre lo experimental y salir del prejuicio de que el cine argentino es solo minimalismo de ritmo lento. “Historias breves 8” continúa con dos funciones diarias en el cine Gaumont, ubicado en Avenida Rivadavia 1635 (Ciudad de Buenos Aires).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.