Entre el 2 y el 10 de noviembre se realiza en México la edición 2013 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). Este año, en la inauguración hubo un homenaje que para los argentinos fue muy especial: fue para Quino, el “papá” de Mafalda.

Si bien por problemas de salud el dibujante argentino no pudo estar presente físicamente, sí lo hizo a través de una videoconferencia.

quino_menorJoaquín Salvador Lavado es el nombre que le figura en el DNI, ya tiene 81 años y en 2009 tuvo que retirarse forzosamente de la actividad por problemas de salud, principalmente en la vista. “Yo quisiera seguir dibujando, pero la verdad es que mis ojitos no me dan. Lo que extraño es justamente no seguir dibujando, me gustaría muchísimo poder hacerlo”, relató Quino.

Y es una lástima, ya que como él mismo dice el mundo le da muchos motivos para que siga expresándose a través de su arte. Por ejemplo, mencionó el reciente caso de espionaje de Estados Unidos o el conflicto bélico en Siria. “El tema del espionaje me preocupa mucho y hubiera querido hacer algo sobre eso. Luego las migraciones de un país a otro, que siempre las ha habido en la historia de la humanidad, pero el momento en que nos toca es muy difícil. También la guerra en Siria, guerra en alguna parte del mundo sigue siempre habiendo”, explicó.

Alejado de la actividad, Quino pasa sus días viendo buen cine o dibujando de manera esporádica, ya que como él dice: “no sé hacer un libro sin dibujar. Si no es a través del dibujo no sé expresarme. Echo mano de la palabra para reforzar el dibujo, pero hacer un libro sin dibujar no sería capaz”, explica.

Respecto a las nuevas tecnologías, el autor de Mafalda lamentó que, pese a internet y las redes sociales que permiten una difusión mayor de las ideas y del pensamiento, los jóvenes están menos preocupados por la parte política y social de lo que ocurre en el mundo.

33 feria internacional del libro oaxaca 2013 (2)“Veo que los jóvenes que publican en medios periodísticos impresos sobre papel, hay menos que en otras épocas; sé que los jóvenes tienen sus sitios y sus blogs, publican y difunden por internet lo cual me parece maravilloso, ¡dificultad la que uno ha tenido para difundir sus dibujos!.. Lo que veo es que los jóvenes están menos preocupados por la parte política y social de lo que ocurre en el mundo, veo por los dibujantes argentinos que pintan problemas, se han inventado mundos aparte”, manifestó Quino.

Finalmente, afirmó que solo espera que su trabajo “contribuya a mitigar la desigualdad y la injusticia en el mundo, al menos un poco”. Quino también se refirió a su postura ideológica y señaló que nunca ha estado afiliado a ningún partido político aunque se considera inclinado al socialismo, pero aclaró que hoy “es muy difícil saber dónde está la izquierda y dónde está la derecha”.

Mafalda, la hija de Quino

Este personaje femenino de historieta apareció entre los años 1964 a 1973 en varios medios gráficos de Argentina como el diario El Mundo, las revistas Primera Plana y Siete Días.

Catalogada como un espejo de la clase media latinoamericana y de la juventud rebelde y progresista, siempre se mostró preocupada por los conflictos bélicos, la paz y el destino de la humanidad.

Posteriormente, Quino ha dibujado a Mafalda para campañas de UNICEF, asociaciones de salud e instituciones de educación. Todas con motivos humanitarios, campañas de vacunación, de alfabetización.

quinoNaturalmente, también tenemos la Mafalda digital: en Twitter, Facebook y aparece en eBook e iPad.

Mafalda es muy popular en Latinoamérica y también en algunos países europeos: España, Italia, Grecia y Francia. Ha sido traducida a más de treinta idiomas. Umberto Eco, quien escribió la introducción a la primera edición italiana de Mafalda, ha dicho amarla muchísimo y considera muy importante leer la tira para entender a la Argentina. Pero las inquietudes que tienen Mafalda y sus amigos y las problemáticas que abordan en sus revistas son de índole universal.

 

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.