El telescopio espacial Hubble que la La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzaron el 24 de abril de 1990, redefinió nuestra imagen del universo, y durante 30 años la misión realizó 14 millones de observaciones y datos que permitieron a astrónomos de todo el mundo escribir más de 17.000 artículos científicos revisados por pares, por lo que constituye uno de los observatorios espaciales más prolíficos de la historia, según la NASA. El enorme archivo de datos basta para impulsar la investigación astronómica durante generaciones.

Con motivo de las tres décadas de descubrimientos del telescopio Hubble, los responsables del proyecto ofrecen uno de los ejemplos más fotogénicos de las muchas incubadoras estelares que contempló este observatorio espacial: dos nebulosas vecinas en la Gran Nube de Magallanes. Se trata de la fotografía de una nebulosa gigante NGC 2014 y su vecina, NGC 2020, que se integran en una vasta región de formación estelar, una galaxia satélite de la Vía Láctea a unos 163.000 años luz de distancia. La imagen tiene el sobrenombre de “Arrecife Cósmico”, por su parecido al mundo submarino.

Las fotografías se encuentran disponible en la página oficial de la NASA, así como también un video que explica la misión. En la imagen se detallan un grupo de estrellas masivas denominadas NGC 2014, brillantes cerca del centro de la imagen, que alejaron la envoltura de gas de hidrógeno (en rojo) y polvo en la que se formaron. Un torrente de radiación ultravioleta procedente del cúmulo estelar ilumina el paisaje a su alrededor. Este fenómeno causa estructuras similares a burbujas que recuerdan a los corales y que dan a la nebulosa el sobrenombre de “Coral Cerebro”.

La imagen de color azul o la nebulosa azulada bajo NGC 2014 debe su forma a una colosal estrella, unas 200.000 veces más luminosa que nuestro Sol. Es un ejemplo de una clase poco común de estrellas denominadas estrellas de Wolf-Rayet. Estas estrellas, que se cree que descienden de las estrellas más masivas que existen, son muy luminosas y presentan una elevada pérdida de masa por vientos potentes, explican expertos de la NASA en su portal. Si te interesa la astronomía y estas novedades espaciales, podés disfrutar en el sitio oficial de la NASA de las fotografías y descubrir qué otras misiones logró Hubble en sus 30 años de trabajo espacial.