El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, consiguió este miércoles que la legislatura provincial aprobara la ley impositiva para 2020 luego del rechazo al proyecto inicial. Las negociaciones con la oposición generaron cambios en la norma, con limitaciones al alza de los tributos en el Inmobiliario Urbano, Ingresos Brutos y Puertos, mientras que no ocurrió lo mismo en el Inmobiliario Rural.

La sesión fue maratónica tras la aprobación en Diputados del proyecto enviado por el Ejecutivo que recibió modificaciones en el Senado, lo que provocó su retorno a la Cámara Baja provincial donde tuvo sanción definitiva tras la aceptación del bloque del Frente de Todos de las reformas introducidas.

Los cambios que logró efectuar la bancada de Juntos por el Cambio fueron las siguientes.

Ingresos Brutos

La alícuota de este tributo se disminuye a 1,5% para la fabricación de medicamentos. Bajan a 3,5 en el caso de servicios jurídicos, notariales y contables. También disminuye a 1,5 para las actividades de venta minorista de lácteos, huevos, pan, productos de almacén, kioscos, frutas y verduras, cuando no superen los 2 millones de ingresos totales. Las PyMES tendrán una base no imponible de 10.400.000 pesos.

Inmobiliario Urbano

Solo el 10% de las partidas pagarán un incremento del 75%, con la posibilidad de recibir, por el pago anual, el beneficio de abonar como máximo un 55% más que en 2019.

Inmobiliario Rural

Era muy resistida esa suba, pero no se modificó la propuesta inicial del oficialismo. Se pagará el 75% cuando las valuaciones correspondientes a 2019, de la tierra libre de mejoras, sea superior a 3.000.000 de pesos, con una superficie superior a 2.000 hectáreas. Desde el entorno de Kiciloff se afirma que solo afecta a 211 propietarios.

Impuesto Automotor

El aumento no será superior al 55% de lo pagado durante el 2019. Los municipios recuperaron el cobro íntegro de las patentes del 2009. La Tasa Portuaria también sufrió cambios: la tasa por tonelada cargada será de 46,50 pesos y de tonelada descargada de 139. La tasa por tonelada removida será de 23 pesos. Esto es la mitad de los montos propuestos por el oficialismo.

Los cambios introducidos en la ley redujeron a 600 mil las partidas afectadas con el incremento del impuesto inmobiliario urbano de un 75%. El proyecto original afectaba a 1,3 millones.

El debate

El titular del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, sostuvo que «esta ley va a modificar el día a día de todos los bonaerenses. Planteamos mejoras. Pero, quizás, a los inmuebles que valen menos de 300 mil pesos no les tendríamos que haber aumentado ni el 15 por ciento. No estamos conformes con la ley. Hubiéramos preferido que no se atacara tanto a la producción agrícola-ganadera: con el 33% de retención en la soja no le da el número a nadie», añadió.

Desde el Frente de Todos, la senadora María Reigada dijo que «la clase media no va a tener que pagar el impuestazo que había dejado el gobierno de María Eugenia Vidal. La inflación del 55% no es producto de Axel Kicillof, ni de nadie de los que están acá». Su colega de bancada, Gervasio Bozzano, manifestó: «El proyecto de Axel Kicillof era una buena solución a los problemas de la provincia. Mejoraba la situación de las cuentas sin recaer sobre los que menos tienen y sin caer sobre la actividad. Pero no es la ley que vamos a tener. Vamos a perder más de 10.000 millones de pesos». Sobre esa cifra, puntualizó que solo en este mes de enero la provincia de Buenos Aires tiene que afrontar compromisos por casi cinco veces ese monto.

En la Cámara Baja, el diputado Facundo Tignanelli (Frente de Todos) criticó a la oposición por negarse a acompañar el proyecto original del gobernador Kicillof. «No hay que asustarse cuando a uno le dicen que defiende a un sector de la población que está mejor, y que le fue mejor con el último gobierno. Celebramos que hayan venido a discutir», alertó.
«Queremos destacar a todos los intendentes que acercaron propuestas y se vieron reflejadas. Somos conscientes de que la provincia está en emergencia. Celebramos que hayan venido a votar con sus aportes, pero entendemos que debía ser votada en integralidad. Sabemos que tienen el número en el Senado para hacer lo que consideren. Pero sería un acto de responsabilidad acompañar en su integralidad», agregó.

«Nos sacaron recursos»

Luego de la sanción de la ley, el mandatario bonaerense Axel Kicillof afirmó que los legisladores de Juntos por el Cambio «nos hicieron perder el tiempo a los bonaerenses y, finalmente, lo que aprobaron fue haciendo cambios que no benefician a los sectores medios. No aumentamos los impuestos y ahora la oposición nos sacó recursos».

En declaraciones periodísticas, Kicillof sostuvo que «hicieron un show político, mediático». «No quiero seguir con este debate. Me parece que se equivocaron muchos con poca responsabilidad. Nos tuvieron un mes hablando de impuestazo, fue todo mentira. Lo digo sin querer polemizar», indicó.

Además, el exministro de Economía remarcó que «los que se visten de defensores de los sectores medios han fundido a miles de empresas sin que se les moviera un músculo de la cara cuando Macri y Vidal ponían impuestazos. Es un panquecazo el de Cambiemos de ponerse como paladines de la clase media cuando le rompieron la cabeza».

Pero el Gobernador también acudió a las redes para manifestar su disconformismo. Por medio de Twitter expresó: «No estamos de acuerdo porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados. Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron. Nuestro gobierno tiene prioridades distintas».

El mandatario provincial añadió: «En la Cámara de Diputados se votó para que el proyecto se apruebe igual, con las modificaciones de la oposición, porque lo fundamental era que la Provincia tuviera su ley. Nos acusaron de querer hacer un ‘impuestazo’, nos acusaron de perjudicar a los sectores medios, nos acusaron de no buscar el consenso. Pero ahora vemos que la cuestión era otra: defender a sectores corporativos, concentrados y a las grandes fortunas».

Finalmente, señaló que «nosotros, por nuestra parte, seguiremos trabajando sin descanso para atender las graves emergencias que tiene la Provincia: financiera, social, sanitaria, educativa, productiva y laboral».