Desde el mes de junio de este año las jubilaciones y pensiones tendrán una actualización del 6% en todas las categorías. El Gobierno Nacional dio a conocer la medida que, además, incluye a las pensiones no contributivas, Asignación Universal por Hijo (AUH), asignaciones familiares y la correspondiente por embarazo.

De esta manera, el incremento en lo que va del año (si se suma al otorgado en el mes de marzo) alcanza el 19,9% para un total de 16 millones de personas, lo que ubica al haber mínimo en 16.864 pesos y el tope máximo en 118.044. «Si tomamos qué población y qué cantidad de beneficios se incrementan por sobre la inflación estamos en más del 80% de los beneficios que van a crecer por sobre la inflación acumulada del semestre», sostuvo el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para explicar que la ecuación da un 5% de ajuste por sobre la inflación.

Además, «con esto estamos generando incrementos que permitan fortalecer el carácter redistributivo y solidario del sistema previsional. Atendiendo a aquellos haberes más bajo», expresó el titular de la cartera laboral, quien estuvo acompañado en Casa Rosada por Fernando Raverta, flamante directora de la Administración Nacional de Servicios Sociales (Anses).

«Este incremento en el haber se condice con una política de protección y de cuidado por parte del Gobierno Nacional. El Presidente, cuando asumió, se comprometió con los jubilados y jubiladas a tener una política protectora. Vamos a seguir poniendo mucho esfuerzo en una política de protección que nos va a ir sistemáticamente haciendo mejorar el nivel de ingreso de los jubilados», detalló Raverta.