El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) dio a conocer este domingo un informe con 11.903.676 archivos en el que revela las fortunas que aproximadamente 300 personas públicas en casi un centenar de países ocultaban en cuentas en paraísos fiscales, supuestamente para evadir impuestos o con fines delictivos.

De todas formas, cabe aclarar que no necesariamente en todos los casos se trata de crímenes. Al respecto, uno de los periodistas investigadores, Fergus Shiel, detalló que «nunca ha habido nada a esta escala y muestra la realidad de lo que las compañías offshore pueden ofrecer para ayudar a la gente a esconder dinero en efectivo o evitar impuestos». «Están usando esas cuentas en el extranjero, esos fideicomisos en el extranjero, para comprar cientos de millones de dólares en propiedades en otros países y para enriquecer a sus propias familias, a expensas de sus ciudadanos».

La investigación de los 600 periodistas, bautizada «Pandora Papers», incluye a tres presidentes latinoamericanos en actual ejercicio del poder, como lo son el chileno Sebastián Piñera, el ecuatoriano Guillermo Lasso y el dominicano Luis Abinader.

En el caso del mandatario Piñera, tenía una cuenta en un banco en las Islas Vírgenes Británicas para hacer negocios en el sector privado pero desde el Gobierno comunicaron inmediatamente que «el presidente de la República no ha participado en la administración de ninguna empresa desde hace más de 12 años, antes de asumir su primera presidencia». Por su parte, el análisis reveló que Lasso utilizaba una entidad financiera en Dakota del Sur, Estados Unidos, para enviarle dinero a sus familiares y Abinader y su círculo más cercano tenían dinero en una offshore en Panamá.

Asimismo, los «Papeles de Pandora» comprenden a casi una docena de expresidentes latinoamericanos: Horacio Cartes (Paraguay), Alfredo Cristiani (El Salvador), Francisco Flores (El Salvador), César Gaviria (Colombia), Pedro Pablo Kuczynski (Perú), Porfirio Lobo (Honduras), Ricardo Marinelli (Panamá), Andrés Pastrana (Colombia), Ernesto Pérez Balladares (Panamá) y Juan Carlos Varela (Panamá). También se lista al ministro de Economía, Paulo Guedes, y al presidente del Banco Central, Roberto Campos Neto, ambos brasileros. El Poder Ejecutivo aseguró que trabajan «de forma cohesionada e interinstitucional, decididos a contrarrestar las repercusiones negativas de cualquier escándalo tangencial o coyuntural en el que se quiera involucrar al país». En lo que respecta a la Argentina, en el informe aparece el nombre de Mariano Macri, hermano del expresidente Mauricio Macri, además de Daniel Muñoz (fallecido, fue secretario privado de Néstor Kirchner), Zulema Menem (hija de Carlos Saúl Menem) y los empresarios farmacéuticos Hugo Sigman y Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond).

En el ámbito global, la nómina incluye al rey Abdalá II de Jordania, el presidente de Azebaiyán Ilham Aliyev y su par chipriota Nicos Anastasiades, el mandatario ruso Vladimir Putin, el presidente keniata Uhuru Kenyatta y los primer ministros pakistaní Imran Khan y el checo Andrej Babis, quien expresó: «Estaba esperando que los sacaran justo antes de las elecciones para dañarme e influir en las elecciones checas», que se realizan el próximo fin de semana. Sobre la inclusión del presidente Putin, «estamos simplemente ante un caso de acusaciones totalmente sin fundamento. Cuando haya publicaciones serias, basadas en cosas o haciendo referencia a cosas serias, entonces nos informaremos con interés», manifestó el vocero Dmitri Peskov. Además, figura el ex primer ministro británico Tony Blair por la posible evasión de 423 millones de dólares en impuestos. En el caso de Aliyev, podría despertar otro escándalo, porque realizó negocios inmobiliarios con la compañía de la Reina de Inglaterra.

Por otra parte, el informe menciona personalidades del deporte y espectáculos como uno de los mejores jugadores de cricket, el indio Sachin Tendulkar; el entrenador Josep Guardiola; el futbolista Ángel Di María y el excapitán del seleccionado argentino de fútbol Javier Mascherano; la cantante colombiana Shakira y el español Julio Iglesias; la modelo Claudia Schiffer.

«Cuando estamos hablando de élites políticas, presidentes o expresidentes, son personas que pueden cambiar regulaciones, son personas que se están beneficiando de este sistema offshore, entonces hay que preguntarse cómo puede afectar esto a los ciudadanos en temas de impuestos y de transparencia», manifestó Emilia Díaz-Struck, coordinadora del ICIJ en Latinoamérica.