Un parque volcánico de nuestro país podría convertirse en una nueva área protegida de la humanidad. Para octubre está previsto que se presente en la provincia de Mendoza el trabajo “La Payunia Patrimonio Natural de la Humanidad” con el objetivo de que el mayor parque volcánico del mundo, La Payunia, pueda ser presentado en París para que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la catalogue como área protegida de la humanidad. Para que el organismo pueda tomar esa decisión es condición imprescindible que esté avalado por el gobierno de Mendoza y el gobierno nacional.

Foto: www.losmejoresdestinos.com
Foto: www.losmejoresdestinos.com
Al respecto, el secretario de Ambiente de la provincia cuyana, Marcos Zandomeni, manifestó su optimismo de que la iniciativa tenga un final exitoso, mientras que la senadora provincial del Frente Para la Victoria, Silvia Calvi, presentó un proyecto (que fue aprobado) por el que se declaró de “de Interés de la Honorable Cámara todas las acciones realizadas para posibilitar la obtención del título de Patrimonio Natural de la Humanidad”.
La Payunia, parque volcánico con paisaje único
El nombre completo de este paraje es el de Campos Volcánicos Llancanelo y Payún Matrú, Distrito Payunia, abarca una superficie de 36.000 kilómetros cuadrados y está ubicado en el departamento mendocino de Malargüe. La zona que se postula para ser declarada Patrimonio de la Humanidad son los 8 mil kilómetros cuadrados en los que se pueden encontrar “todos los elementos necesarios para expresar su valor universal excepcional, siendo el área más representativa de los campos volcánicos por contener todas las variedades volcánicas expuestas en este gran distrito y por ser el único lugar donde se concentran las erupciones más jóvenes, menores a diez mil años de antigüedad”, según se manifiesta en el informe elaborado por la municipalidad local.
Foto: www.mendozaviajes.com
Foto: www.mendozaviajes.com
La Payunia se ubica a 200 kilómetros al sureste de la ciudad de Malargüe. Su territorio está lleno de volcanes y, si bien ninguno de ellos está activo, fueron generando con el paso del tiempo diversas geoformas. Su estepa patagónica es tierra de guanacos y choiques, y es un gran atractivo para científicos de todo el mundo, especialmente vulcanólogos, que viajan al departamento para estudiar este paisaje.
El director de Turismo malargüino, Oscar González, explicó que “uno de los criterios sostenidos para esta declaración es el de La Payunia como paisaje. No existe en el mundo otro lugar con ese tipo de formaciones. Hay volcanes más chicos y más altos y de diferentes tipos”.
Un largo camino
“La iniciativa para postular La Payunia como Patrimonio Natural de la Humanidad se dio alrededor del 2000 durante la gestión del entonces intendente Celso Jaque”, señaló González. A lo largo de los años, el proyecto fue tomando cuerpo y desde 2010 cobró un impulso definitivo.
El primer paso para poder acceder a la denominación de «área protegida» es elaborar un dossier con toda la información sobre la zona que se tiene interés en que sea calificada como patrimonio cultural. Esta tarea estuvo a cargo de la Municipalidad de Malargüe, con el respaldo de la Provincia por intermedio del Ministerio de Turismo y la Secretaría de Ambiente.
Tras la preparación del dossier de nominación y un libro fotográfico, se lleva adelante la estrategia de difusión y comunicación con el diseño de un isologo, revistas, banners y producción de contenidos web.
El primer patrimonio de la humanidad en Mendoza
“Esta declaración significa poner a Mendoza en el plano internacional para que se puedan hacer en la zona más estudios, más investigación y, por supuesto, con una arista que tiene que ver con la atracción de más turismo para el área”, expresó Zandomeni.
La Payunia De conseguirse la denominación de área protegida, el desierto de La Payunia sería el primer Patrimonio Natural de la Humanidad dentro del territorio mendocino. Nuestro país ya cuenta con ocho áreas calificadas de esa forma: la Cueva de las Manos del Alto Río Pinturas, las Manzanas y Estancias Jesuíticas de Córdoba, las Misiones Jesuíticas Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, el Parque Nacional Los Glaciares, los parques nacionales Ischigualasto y Talampaya, la Península de Valdés y la Quebrada de Humahuaca. También debemos mencionar que el tango ha sido declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
“En caso de que se logre la declaración, Argentina se comprometerá a cuidar La Payunia y todo el país estará involucrado en la conservación de la zona”, afirmó González.
El paisaje de La Payunia
La Reserva Provincial La Payunia, Payún o Payén, está ubicada al sur de la provincia de Mendoza, Se puede acceder a la misma por la Ruta Nacional 40 y luego por la provincial 186, a 160 km. de la ciudad Malargüe, capital del departamento del mismo nombre.
Foto:  www.acampante.com
Foto: www.acampante.com
En el parque La Payunia se encuentra la mayor concentración de conos volcánicos del planeta, ya que en sus 450.000 hectáreas hay unos 800, una densidad de 10,6 volcanes cada 100 kilómetros cuadrados, además de arenales negros, colinas de origen ferroso, inmensos cráteres y extensos ríos de lava y escoriales.
La flora es escasa y se encuentran por los matorrales, los pastizales y las especies del monte y de la Patagonia: colimalil (leñas amarillas), coirón, melosa, solupe negro, retamillo, pichanillo, cacho de cabra, algarrobos (entre los 500 y 1.300 metros sobre el nivel del mar), patagüilla, molle y jarillas (entre los 1.800 y los 2.850 metros).
La fauna que se conoce en el lugar alcanza unas 70 especies, 37 de ellas de alta posibilidad de avistamiento, aunque los más visibles son armadillos, lagartijas, choiques e insectos típicos, como escarabajos del desierto, la ranita de cuatro ojos, el cóndor, el puma, el matuasto castaño, el lagarto cola de piche, la yarará ñata, el choique petiso, el águila mora, el jote cabeza colorada, el chorlo cabezón, la calandria patagónica, el chinchillón, el zorro gris, el piche patagónico y el guanaco. Esta última especie resalta por presentar una población muy numerosa. El acercamiento es controlado, por considerárselas especies muy vulnerables.
Foto: www.sobreargentina.com
Foto: www.sobreargentina.com
El principal atractivo de La Payunia son las grandes planicies de lava con conos volcánicos, destacándose el volcán Payún Matrú, muestra del ecosistema patagónico en Mendoza.
Hay coladas de basalto y campos piroclásticos de diversos colores, que conforman un paisaje similar al lunar.
Se pueden realizar durante todo el año visitas, solo con guías autorizados por la Dirección de Turismo de Malargüe. Se desarrollan, entre otras, actividades como trekking, safaris fotográficos, avistaje de la fauna, travesías en 4×4 por caminos autorizados y cabalgatas.

Deja una respuesta