Este viernes en la última emisión de 2022 del Noticero conversamos con Marcos Goldschmidt sobre la iniciativa que comenzó para convertir en ley nacional el proyecto Pirotecnia Cero.

«Lo principal es que la gente tome consciencia del no uso de la pirotecnia sonora porque, si bien resulta una diversión para algunos, para la gente que lo sufre es muy tedioso y perjudicial, y se transforma en un gran trastorno. A medida que tomemos consciencia de eso es muy positivo. Inicié la campaña hace 8 años con la idea de, además, sacar una ley que realmente prohíba el uso de pirotecnia sonora en ambientes urbanos y zonas de pastizales, selváticas, boscosas, porque con sequías cualquier fuego puede traer consecuencias, que ya estamos viendo con los incendios naturales y los provocados. Agregar cualquier otra cosa no es necesario», detalla Goldschmidt.

Asimismo, «participé de varias reuniones en el Congreso y, siempre que se apoyaba cualquier proyecto en Salud quedaba trabado por la Comisión de Comercio. No avanzaba ningún proyecto. Lo importante de todo esto es que bajaron considerablemente el nivel de incidencia de accidentes domésticos por el uso de pirotecnia en las fiestas: teníamos entre 300 y 500 accidentes por cada fiesta y en la última Navidad hubieron 9 y otro año no hubo. Eso es muy importante», reflexiona el activista.

«Tenemos que aprender a cambiar el hábito, así todas las personas van a poder participar de los festejos. Por ejemplo, cada vez que hay un estruendo, con mi hijo el festejo se interrumpe. También lo sufren los animales, además de ponerse mal muchos tienen infartos, y eso no sale en ningún medio. Para el dueño es un sufrimiento comparable a la pérdida de un ser querido humano, no hay compensación», afirma Goldschmidt, quien recuerda que puede firmarse el petitorio en change.org.

Audio completo de la nota

Deja una respuesta