Raúl Castro Ruz, hoy presidente de Cuba, hermano de Fidel y uno de los partícipes y fundadores del movimiento que luego daría inicio a una de las mayores revoluciones sociales en el mundo entero, realizó un discurso por los 60 años del “26 de Julio”, el asalto al cuartel de Moncada, aquel primer intento por cambiar la situación de un país totalmente oprimido.

Foto: www.sibci.gob.ve
Foto: www.sibci.gob.ve
Ante más de 10.000 personas y mandatarios de diversos países de América Latina, Raúl expresó que “parece un milagro que a 60 años de aquel 26 de julio estemos vivos todavía varios de los participantes en aquellos acontecimientos”.
Con 82 años, el gobernante de la isla puso en evidencia que se vive un proceso de transformación, una “transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones” para continuar con el legado de un grupo de muchachos llenos de ideales que influyeron en las políticas de estado en todo el planeta por temor a estallidos sociales y revoluciones como las que se vivieron en Cuba en la década del 50, que finalizó con la “verdadera independencia”, según me manifestaron algunos habitantes de La Habana al recordarme que “los argentinos, por ejemplo, llevan casi doscientos años”.
Foto: www.infonews.com
Foto: www.infonews.com
Ante la mirada atenta de líderes como Daniel Ortega (Nicaragua), José Mujica (Uruguay), Nicolás Maduro (Venezuela) o Evo Morales (Bolivia), Castro dejó en claro que “la generación histórica va cediendo su lugar a los pinos nuevos, con tranquilidad y serena confianza”. Vale destacar que estas palabras hacen referencia a José Martí, prócer nacional y fuente de inspiración de todos los cubanos, inclusive de Ernesto Guevara de la Serna, es decir, el “Che”.
Con este discurso, se afirma el proceso de recambio generacional anunciado por el mismo Castro a principios de año, cuando expresó que en el 2018 hará efectivo su retiro, lo que dará paso a una nueva camada de gobernantes y representantes en la isla.
Pese a no estar presente, el Presidente no evitó referirse al “inconmovible optimismo de Fidel” que, junto con el pueblo cubano, fueron “capaces de resistir tanto sacrificio” y así se convirtieron en “verdaderos protagonistas de esta epopeya, nos dio la victoria y situó en el mapamundi a nuestra pequeña isla como un baluarte de la justicia social y el respeto a la dignidad humana».
“Han pasado los años y esta sigue siendo una revolución de jóvenes como lo éramos en 1953”, aludió, finalmente, en un discurso que tuvo de testigo al mismo sol que décadas atrás dio calor para cambiar para siempre la historia de su tierra y su gente.
Foto: www.infonews.com
Foto: www.infonews.com
Día de la Rebeldía Nacional
Con este nombre se conmemora todos los años y en distintas localidades el ataque perpetrado por los revolucionarios en 1953, que dejó una dura derrota, pero que dio inicio a lo que consideran la más grande de las victorias: la Revolución Cubana, puesta de manifiesto el 1° de enero de 1959 con el derrocamiento de Fulgencio Batista.

Deja una respuesta