Inter y Sevilla consiguieron sus respectivos pasajes al partido decisivo con realidades bien opuestas: los españoles superaron con lo justo a Manchester United y los italianos no tuvieron piedad con Shakhtar Donetsk.

El equipo andaluz dio vuelta su partido de semifinal y derrotó a su par inglés por 2 a 1, en un encuentro vibrante y emotivo. El mediocampista portugués Bruno Fernandes, de penal, adelantó en el marcador a los «diablos rojos» de Manchester, a los ocho minutos de juego. Sin embargo, Sevilla fue una y otra vez sobre el arco defendido por David de Gea y logró empatar con un tanto de Suso, pasados los 20 minutos de juego.

El segundo tiempo era para cualquiera de los dos, pero los españoles hicieron el gol decisivo. Luuk de Jong, a falta de 10′ para el cierre puso al Sevilla nuevamente en una final de Europa League. Vale la pena recordar que es el club más ganador del trofeo continental europeo.

Ever Banega y Lucas Ocampos fueron titulares en Sevilla y Franco Vázquez ingresó en el complemento. Por su parte, Sergio «Chiquito» Romero permaneció en el banco de relevos de Manchester.

En el otro partido de semifinales, Inter vapuleó a Shakhtar por 5 a 0 con dos tantos de Lautaro Martínez, el primero con un excelente cabezazo y el restante con una gran definición. El ex Racing tuvo un muy buen partido y fue reemplazado en el segundo tiempo.

Los restantes tantos fueron anotados por Romelu Lukaku por duplicado y Danilo Dambrossio.

De esta manera, Inter regresa a una final de Europa League tras 22 años, la última vez fue en 1997/1998 cuando fue ganador frente a Lazio, aunque en esa época era denominada como Copa UEFA.

En cambio, Sevilla es el supercampeón de la competencia con 5 conquistas. La última vez de los andaluces en una final fue en la edición 2015/2016 con victoria sobre Liverpool.

El próximo viernes se sabrá quién es el ganador: Inter o Sevilla. Promesa de partidazo en Alemania.