Memoria y solidaridad en Colombia

«Las historias que no son leídas jamás serán recordadas. No se puede dejar en el olvido que los derechos de las víctimas del conflicto y la violencia jamás debieron ser vulnerados». Con esta frase, la Unidad de Víctimas en Colombia invitan a contribuir en el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto en Colombia cada 9 de abril. Una fecha para recordar y hacer conciencia frente a las consecuencias que dejó la violencia.

Con una rueda de prensa virtual de lanzamiento el día 25 de marzo, el director del Centro de Memoria Histórica, Darío Acevedo, y de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro (entidades que hacen parte de la política pública de víctimas), enfatizaron en la importancia de visibilizar a las victimas y prestar oídos y voz para ello.

Ramón Rodríguez, director de la Unidad para la Atención y Reparación a las Víctimas, aseguró que este tipo de iniciativas les permitirá a los colombianos conocer y evidenciar lo vivido por las víctimas del conflicto armado. «Con Dona tu Voz buscamos que los ciudadanos conozcan las historias de las víctimas del conflicto y, lo más importante, que estas historias no queden en el olvido», expresó Rodríguez.

En un registro sin precedentes, se pretende visibilizar las historias en torno al conflicto armado. De esta manera, «Dona tu voz, dona tus oídos» se convierte en una campaña sumario que invita a los colombianos a conocer la memoria de las víctimas para que no quede en el olvido.

Para que estas historias no se repitan se necesita más que conocerlas. Hay que dejarlas grabadas en la memoria. Los ciudadanos podrán donar su voz a través de la lectura de algunas de las historias de las víctimas del conflicto armado en el país y compartirlas en WhatsApp.

Cabe recordar que, pese los distintos acuerdos y pactos de paz, este inicio de año fue el más violento desde que se firmó el acuerdo de paz con la exguerrilla FARC en 2016, denunció en enero el Tribunal de Paz encargado de investigar los peores crímenes del conflicto en Colombia, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Los primeros días de 2021 fueron los más violentos «en términos de masacres, enfrentamientos armados y amenazas de muerte a líderes sociales, desde la firma» del pacto que desarmó a la que fuera la guerrilla más poderosa de América, indicó en un comunicado la JEP.