Este domingo, Lionel Andrés Messi, capitán de la selección argentina de fútbol masculino, salió campeón del Trofeo de Campeones tras derrotar con su equipo (Paris Saint-Germain) a Nantes.

El resultado final del partido fue 4-0 con goles de Messi, Neymar (por duplicado) y Sergio Ramos. «Leo» no solo abrió el marcador sino que, también, fue elegido como el mejor jugador de la final.

El estado físico de Messi para esta nueva temporada es increíble, se pudo apreciar lo rápido que estaba y la resistencia que tuvo hasta el final del partido. A diferencia de temporadas anteriores, el argentino pudo realizar esta pretemporada con el equipo, lo que le permitió ponerse a punto junto con el resto del plantel para su inicio.

Hay que destacar que por su tranferencia tardía al PSG, durante la temporada anterior su preparación no fue la mejor. Los problemas burocráticos con Barcelona tampoco le dieron la posibilidad de entrenar con el equipo, previa al inicio de la temporada, en su último año allí.

Asimismo, esta nueva consagración aumentó el palmarés de Messi para alcanzar 41 títulos entre la selección, Barcelona y PSG.

La primera conquista de la temporada le da, al conjunto parisino, la confianza necesaria para este nuevo proyecto que, al igual que cada año, tiene como principal objetivo ganar la UEFA Champions League.

Ese puede ser el gran objetivo de los franceses pero «Leo», seguramente, tiene la mira puesta en Qatar, más precisamente en la Copa del Mundo que se llevará a cabo en esas tierras. Su objetivo, al igual que siempre, será competir y pelear por todo lo que juegue con PSG y llegar pleno a la gran cita mundialista, que tendrá lugar entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre.

Deja una respuesta