Messi venía de recuperarse de una lesión, estaba sentado en el banco y veía cómo el equipo no reaccionaba ante un Paris Saint Germain (PSG) que lo atacó toda la primera etapa. Era cuestión de tiempo para que el equipo del Parque de los Príncipes haga callar al Camp Nou por completo. Iban 5 minutos de la segunda parte y partió la contra: Zlatan Ibrahimovic encabezó el avance y vio a Ezequiel Lavezzzi y a Javier Pastore, y fue el ex Huracán quien se escapó de la marca de Dani Alves y definió ante Víctor Valdés.
PedroTito Vilanova pedía más juego a su equipo, que tenía la pelota pero no sabía cómo romper la defensa del equipo de París. Barcelona estaba sin ideas, sin un conductor. El entrenador tenía que medir su decisión, propia de un ajedrecista, porque Messi venía de recuperarse de una lesión que sufrió en la ida por los cuartos de final. Hay que tener feeling para que entre el mejor jugador del mundo y que no se resienta. Vilanova lo mandó a calentar y lo puso a los 16 minutos del segundo tiempo. De ahí en más, el Barcelona se convirtió en un huracán de fútbol ofensivo.
El empate llegó con una jugada de Messi, quien se asoció con un David Villa marcado por los defensores del equipo parisino, pero «El Guaje» descargó en Pedro, que venía como un maratonista y sacó un remate potente para vencer a Sirigu y hacer que París deje de ser mágico para que Barcelona se convierta en fiesta y olvide el empate amargo sobre el final en el Parque de los Príncipes.
El equipo de Catalunya es el primer conjunto que llega por sexta vez consecutiva a semifinales, y ese fue uno de los motivos por los que la avenida Les Corts fue una fiesta, aunque con autocrítica entre los hinchas blaugranas.
Messi es el mejor futbolista del mundo, hace jugar y potencia a sus compañeros. Esto hace que Barcelona pueda ser el mejor conjunto del planeta, pero si quiere ganar la UEFA Champions League necesita a su as de espadas.
El Real Madrid pasó, pero sufrió
Real MadridPerdió 3 a 2 ante el Galatasaray en Estambul, pero clasificó a semifinales por la ventaja que consiguió con la victoria por 3 a 0 en el Santiago Bernabéu.
El equipo merengue ganaba 1 a 0 desde el arranque con un tanto de Cristiano Ronaldo, que aprovechó un buscapié desde la derecha de Sami Khedira para empujar y darle el “pase a la red”.
El segundo tiempo fue distinto, con un Galatasaray que no se dio por vencido, ni siquiera cuando estaba 4-0 abajo en el global, y salió con decisión a buscar la clasificación frente a su gente. Emmanuel Eboué sacó un remate con cara externa que se metió en el ángulo derecho de Diego López y alcanzó el empate.

Wesley Sneijder, un ex “merengue”, fue quien puso el 2 a 1 parcial y al instante fue Didier Drogba quien metió un taco de lujo y consiguió un tanto que le daba chances para lograr la hazaña. Pero por algo Cristiano Ronaldo es uno de los mejores jugadores del mundo: aprovechó el pase de Karim Benzema para vencer al arquero de los turcos y descontar, pero ese gol sirvió para estirar la ventaja y sellar la clasificación a semifinales.
El Galatasaray tiene un récord Guinness con el grito más fuerte que hubo en una cancha de fútbol, con poco más de 131 decibeles en 2011, en un partido ante Fenerbahce. Para que se den una idea, es el mismo ruido que puede hacer un avión que despega. Pero ni siquiera eso intimidó a José Mourinho, quien tiene como gran objetivo ganar la “Orejona” con el Real Madrid.
Bayern Munich nunca falla
Bayern MunichLe ganó 2-0 a Juventus, en Italia, con goles de Mario Mandzukic y Claudio Pizarro. El equipo alemán siempre avanzó y fue un dolor de cabeza para Gianluigi Buffon.
A los 10 minutos del segundo tiempo, Bastian Schweinsteiger envió un centro que conectó Mario Gómez, contuvo Buffon y de cabeza apareció Mandzukic para poner el 1 a 0 y afirmar que es semifinalista.

Sobre el final, Claudio Pizarro entró para reemplazar a Mandzukic y, en una de sus primeras participaciones, recibió un pase que lo dejó frente al arco y colocó una pelota cruzada que entró al lado del palo derecho de Buffon. El sueño de la Vecchia Signora se vio esfumado por el poderío del equipo alemán, que busca revancha tras haber perdido el año pasado la final en Munich ante el Chelsea.
Un final de película y polémica
MálagaBorussia Dortmund le ganó 3 a 2 en la vuelta al Málaga, con Wilfredo Caballero y Martín Demichelis en cancha y pasó a semifinales. La polémica se adueñó del partido, porque el equipo español pasaba a semis con un gol en off side, pero el conjunto bávaro fue el vencedor, y con un tanto en posición adelantada.
Joaquín daba el batacazo del equipo que participó por primera vez en una Champions League, y que casi le quita el invicto al Dortmund. El español remató desde afuera del área, Roman Weidenfeller no pudo hacer nada y la pelota se metió abajo, al lado del palo izquierdo. Como dirían los antiguos relatores: “donde las arañas ponen sus nidos”.
El Borussia cortó en mitad de cancha, salió disparado al área del Málaga, Marco Reus la pasó con un taco a Robert Lewandowski y este definió ante la salida del argentino Wilfredo Caballero. Así puso el empate.
La primera polémica llegó a falta de 10 minutos, cuando Eliseu empujó en posición adelantada un remate de Baptista. La hazaña era posible, debutar y ser semifinalista es algo histórico y el equipo de Manuel Pellegrini estuvo a punto de hacerlo.
Borussia DortmundEl árbitro adicionó cuatro minutos, estaban en tiempo cumplido y Marco Reus aprovechó una jugada “sucia”, con Wilfredo Caballero desparramado por el suelo, y anotó con el arco libre. El Signal Iduna Park pidió de rodillas mantener el invicto, quedaba solo un minuto, perder la pelota ya no significaba quedarse sin chances de avanzar, sino de quedarse afuera de la Champions League.
La hazaña llegó, pero del lado del Dortmund y con polémica. Marco Reus, una de las figuras de la cancha, tiró un buscapié desde la izquierda y Caballero contuvo el intento de Schieber, que aprovechó el rebote para acercarle la pelota a Felipe Santana, pero no se dio cuenta que si el pase era para el brasileño había posición adelantada. Lo más llamativo es que el juez de línea de gol (hay uno al lado del arco) no se percató de esto y dio el gol por válido. Desde ya, todo el Málaga reclamó el off side, pero el gol ya estaba cobrado. Clasificó el Dortmund y el sueño del equipo español quedó hecho pedazos.
Se puede pasar de la alegría a la tristeza en menos de un minuto, son cosas del fútbol, y eso le pasó al Málaga. El equipo de Pellegrini dejó de ser equipo chico, porque ahora es un conjunto que está para cosas grandes en Europa.

El campeón, de España o Alemania
Real Madrid y Barcelona, Borussia Dortmund y Bayern Munich. España y Alemania tienen los mejores equipos del mundo. El viernes será el sorteo y se conocerán los cruces de semifinales. Ahí se sabrá qué equipos se enfrentarán el 25 de abril y el 2 de mayo. Todos esperan por el cruce entre Real Madrid y Barcelona, que puede ser en semis, aunque sería mejor que se vean las caras el 25 de mayo en Wembley.
Fotos: UEFA.