Luego del anuncio realizado durante la semana anterior, Eduardo Berrozpe (secretario de prensa de la Asociación Bancaria) confirmó la medida de fuerza impuesta en el sector para este miércoles 22 de octubre en búsqueda de una suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, la incorporación de empleados tercerizados y pedir a los propios bancos un pago compensatorio a sus empleados por «la rentabilidad extraordinaria» de las entidades en estos últimos años.
Además, Berrozpe declaró que la decisión del gremio se llevará a cabo «durante toda la jornada, durante todos los turnos, sin atención al público». Asimismo, dejó la puerta abierta a un paro de 48 horas en el próximo mes de noviembre, posiblemente «en la segunda semana».