Este martes y mediante una conferencia de prensa en el Jardín Botánico, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, anunció el plan de etapas para el regreso a la normalidad en la capital, en lo que podría denominarse como el fin de la pandemia.

El mandatario comunicó que el programa cuenta con 6 pasos graduales para avanzar hacia el fin de los protocolos, uso de barbijos y distanciamiento social, que consta de la siguiente manera. De todas maneras, vale mencionar que aún no se fijaron fechas concretas y dependerá de la reducción sostenida de casos positivos de coronavirus y la liberación de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en la ciudad.

«En esta primera etapa, la circulación va a dejar de estar restringida. Hoy entre las 0 horas y las 6 de la mañana solo se puede circular con permiso de trabajador esencial, y eso ya no será necesario», expresó Rodríguez Larreta. «El transporte público seguirá siendo para los autorizados hasta hoy pero se van a poder sumar los de la construcción» y reabren 10 estaciones de subte, por lo que «se llegará a 79 de las 90 que tiene la red». Además, «los encuentros al aire libre en el espacio público quedan sin restricción de cantidad de personas. En las casas y departamentos van a estar permitidos hasta 10 personas solamente al aire libre, es decir, en patios, terrazas o balcones» y «todos los comercios van a poder aumentar la capacidad máxima de los locales hasta un 50%, con protocolos».

Asimismo, en los gimnasios se ampliará al 50% de su aforo y en cines «la capacidad máxima de las salas se va a mantener al 50%, al igual que las celebraciones religiosas en los templos» y «aumenta la capacidad máxima a un 50% en las zonas comunes de hoteles, y la capacidad máxima para el turismo de reuniones pasa al 50%».

Las próximas etapas

El Jefe de Gobierno adelantó los pasos a seguir para la ciudadanía, y comunicó que «en el transporte público, además de los autorizados y los trabajadores de la construcción, van a poder viajar los empleados de comercio». «Los encuentros sociales en casas serán de hasta 20 personas al aire libre, y a 10 en espacios cerrados» y los locales comerciales y eventos culturales «van a poder aumentar la capacidad hasta un 80%». «Las oficinas podrán aumentar sus capacidades al 50% y los eventos masivos al aire libre podrán realizarse con una capacidad máxima del 30%».

La tercera etapa contempla la actividad normalizada en «todas las estaciones de subte, los encuentros en casas al aire libre serán sin restricciones y en los espacios cerrados hasta 20 personas», al tiempo que se ampliará la capacidad interior de los espacios gastronómicos al 80% «hasta las 2 de la mañana». En la cuarta fase estipulada, «se va a poder dejar de usar progresivamente el tapabocas: solo va a ser obligatorio en espacios cerrados y en el transporte público». Precisamente, este servicio «va a estar abierto al público en general y se levantará el aforo en la red de subtes». «Los encuentros en el espacio público tanto como en casas serán sin restricciones» y los comercios no tendrán restricciones de ningún tipo.

En la penúltima y quinta etapa, Rodríguez Larreta anunció que «las actividades profesionales, la cultura y los comercios también van a dejar de tener restricciones. Y los espectáculos masivos van a alcanzar el 80% de capacidad máxima» y en la sexta se dará «la vuelta a la normalidad, sin restricciones ni protocolos, sin uso del tapabocas ni distanciamiento social». «Volvemos a mirar hacia adelante y soñar en el futuro de la Ciudad que, de alguna manera, quedó en suspenso desde marzo del año pasado», auguró el mandatario.