“Me parece remarcable que una industria que se preocupa por los negocios tomara el riesgo de hacer esta película, hecha para la taquilla pero que es una reflexión sobre los anti héroes y en donde el enemigo no es un hombre, es el sistema”, expresó Lucrecia Martel, presidente del jurado en el Festival de Venecia en el que “Joker” ganó, nada menos, que el León de Oro.

Dirigida por Todd Phillips y protagonizada por Joaquin Phoenix, la historia del icónico villano se tiñe de una oscuridad agobiante y una tristeza insoportable, orquestadas con una enorme maestría cinematográfica.

Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) es un hombre que trabaja como payaso y que cree que nació para llevar alegría al mundo. Su trastorno mental lo lleva inevitablemente a tener conductas antisociales que, a su vez, lo hacen objeto de rechazo y señalamiento. Desde un primer momento, la agonía constante es parte de la carne del personaje.

“Lo peor de tener un trastorno mental es que el mundo te trate como si no lo tuvieras”

Sin una película propia hasta el momento, su perspectiva anti sistema y su oscuridad lo configuraron siempre como un personaje fascinante. En “Joker” nos encontramos con un hombre quebrado en sus intentos por insertarse y sobrevivir.

Como parte de la otredad, Arthur sufre. Pero, en su caso particular, los rasgos psicopáticos y psicóticos fermentan hacia el horror.

Lejos de buscar una justificación lineal en cuanto a la acción y reacción, “recibe violencia, devuelve violencia”, la propuesta es mucho más compleja y microscópica sobre un personaje que tiene que vivir con un trastorno mental en un mundo que potencia sus pensamientos negativos.

“Taxi Driver” y “El Rey de la Comedia”

Todd Phillips hace que “Joker” respire la maestría de Martin Scorsese, y sus dos influencias más claras son Travis Bickle (“Taxi Driver”, 1976) y Rupert Pupkin (“El Rey de la Comedia”, 1982) con quienes Arthur Fleck comparte un perfil de conductas y obsesiones. Ambos personajes en las películas de Scorsese son interpretados por Robert De Niro, que en “Joker” representa a Murray Franklin, un presentador de tv y cómico famoso que Arthur admira.

Montón de Thomas Wayne desparramados

Hacia donde decidamos mirar encontramos millonarios insertándose en el mundo de la política, y esta película viene a subvertir el orden artificial de las tradiciones que tenían a los Wayne como ricos muy buenos y los acerca a una figura más compatible a las que conocemos en el planeta tierra: tan encantadores como crueles y peligrosos.

En el punto de inflexión en el que la injusticia provoca un estallido social inevitable, Arthur Fleck es una bomba de tiempo y “Joker” es la crónica cruel de una tragedia previsible que interpela transversalmente la actualidad.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.