Por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, Racing Club superó a Boca Juniors por 1 a 0 con gol de Roberto Melgarejo. La próxima semana intentará cerrar el pase a semifinales en «La Bombonera».

En líneas generales, el match fue de un nivel discreto tirando a regular, y el resultado más lógico hubiera sido un empate. Pero Racing fue inteligente y contundente a la hora de sacar ventajas en este tipo de partidos. En cambio, Boca llegó más (aunque sin claridad) pero no pudo materializar esas llegadas en goles.

Melgarejo culminó una gran jugada colectiva de la «Academia» que, con paciencia, movió la pelota de derecha a izquierda de su ataque, Eugenio Mena envió un centro «teledirigido» a la cabeza del jugador paraguayo, quien aprovechó que Frank Fabra perdió su marca y fusiló a Esteban Andrada, que no mostró reacción alguna.

El equipo de Miguel Ángel Russo sintió el golpe y, sin ideas, se lanzó a buscar el empate que nunca llegó. Sebastián Villa fue el jugador más desequilibrante de Boca, pero falló en los últimos metros. Eduardo Salvio estuvo muy impreciso y Edwin Cardona se quedó sin ideas. Solo el amor propio de Carlos Tevez y Carlos Izquierdoz fueron los «puntos altos» del «Xeneize».

El del miércoles fue un gran triunfo de Racing, con Leonardo Sigali como figura. El equipo de Avellaneda se ilusiona, aplica el decálogo del «paso a paso», que tantas alegrías le dio. Es un conjunto que no brilla, no es vistoso pero es efectivo, tiene jugadores con experiencia que entienden cómo son este tipo de cruces: Lisandro López es el ejemplo más concreto, apareció con todas sus «manías» para hacer correr los minutos y puso su calidad cuando debía hacerlo.

Es cierto que falta la revancha, pero tiene para ilusionarse. Por su parte, Boca tiene y debe mejorar en la elaboración de juego y, en caso de lograrlo, puede dar vuelta esta historia. Se sabrá en una semana.

Por otra parte, Santos como local goleó 4-1 a Gremio y espera en semifinales a Boca o Racing. Los goles del elenco ganador fueron convertidos por Kaio Jorge (por duplicado), Marinho y laercio Solda. En tanto, Thaciano marcó el descuento para los de Porto Alegre, que contó con Walter Kannemann y Diego Churín.