Los servicios de streaming de video bajo demanda (VOD) como Netflix, Cracklers, Amazon Prime Video, el argentino Qubit o la reciente Disney+ suman un nuevo rival a sus filas: Plex.

Aunque no cuenta con el respaldo en cantidad de nuevos contenidos ni grandes producciones propias, la plataforma sí tiene una ventaja en relación a sus competidoras: es totalmente gratuita.

Disponible en más de 200 países y con películas de productoras como Lionsgate, Warner Bros, Legendary, MGM y Fremantle, entre otras, desde Plex manifiestan que “permite ofrecer más tipos de contenido de terceros que cualquier otra plataforma y reunirlo todo en una hermosa solución. Las películas y programas premium con publicidad se merecen un tratamiento de primera clase junto con otro contenido que los consumidores disfrutan a diario, en lugar de quedarse huérfanos en otra aplicación independiente”. De esta forma, aclaran que sus ingresos (monetización) se dan por espacios publicitarios y no por suscripciones pagas. Es decir, un formato más parecido a la televisión tradicional que a los VOD, con anuncios al inicio y/o en intermedios de la reproducción de los videos, aunque aseguran que habrá aproximadamente 50% menos publicidades que en la TV.

Asimismo, para registrarse y utilizar la aplicación basta con tener una cuenta de correo de Google, usuario de Facebook o crear uno en la plataforma. Además de películas y programas de TV, Plex permite subir y reproducir podcast y está disponible en sistemas operativos Android, iOS, Windows, GNU/Linux, macOS, SmartTV, Chromecast y las consolas de videojuegos PlayStation (Sony) y Xbox (Microsoft).

De esta forma, la idea de Elan Feingold junto a Cayce Ullman y Scott Olechowski se suma a las opciones para ver desde casa, en el transporte público o donde sea que dispongas de tiempo y ganas para disfrutar contenidos audiovisuales… y sin gastar un peso.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.