Argentina avanza hacia la construcción de una sociedad que gestione su salud por medio del cannabis medicinal y que busca aprovechar su suelo por medio de cultivos sustentables como el cáñamo. Lejos quedó el modelo prohibicionista que le negó la posibilidad al cannabis de seguir desarrollándose.

Según historiadores, la industria del cáñamo estuvo presente en el territorio hasta la década del 70′, pero luego la dictadura cívico militar lo prohibió arbitrariamente. Gracias al desarrollo de esta variedad del cannabis, Algodonera Bonaerense en Villa Flandria, Luján, llegó a generar 3.000 puestos de trabajo. Otros documentos apuntan a que parte de esto se puede ver en el primer censo nacional, verificado en 1869, donde en la provincia de Mendoza se contabiliza la existencia de al menos 3 productores cañameros. Además, nombra que el cultivo del cáñamo se da con muy buenos resultados en algunos parajes de dicha provincia.

Revolución cannábica, social y cultural

Muestra de este cambio es la promulgación de leyes a favor del desarrollo industrial del cannabis y el acompañamiento a pacientes que requieren de la planta mediante un registro nacional de cannabis medicinal.

Estos dos hitos son acompañados por la reciente inauguración del primer Museo de Cáñamo Industrial (MACI) en conmemoración del Día de la Revolución de Mayo. Organizaciones sociales, académicos y autoridades celebran la apertura como otro triunfo de la sociedad contra la hipocresía.

La Asociación Civil Proyecto Cáñamo, junto con la Consultora Latinoamericana, fueron responsables de la apertura del museo el día 25 de Mayo, una fecha simbólica que viene a sellar una semana de grandes logros en lo que respecta al cannabis en el país. El museo se encuentra en el corazón de Palermo (Soler 5.662) y podrás visitarlo los días jueves y sábados de 16:20 a 20 horas.

Este museo se define como una exhibición permanente y dinámica de diferentes elementos, objetos, alimentos y más productos y el denominador común es el cáñamo en todas sus formas de uso: bioplástico, alimento, papel, telas, medicina, fibras, ladrillos, cosmética y mucho más. También podrás encontrar piezas de colección y una exhibición fotográfica sobre la historia del cáñamo en Argentina. Se ofrecen, además, visitas guiadas, talleres y charlas sobre el cáñamo.

Asimismo, muy pronto se inaugurará una biblioteca especializada, la Biblioteca Argentina del Cáñamo (BARCA), que estará a disposición del público para consulta y lectura.

Finalmente, vale mencionar que el comité organizador estuvo integrado por Paloma Sneh, Diana Barreneche, Germán Pereira y Mariano Percivale quien, además, también fue el curador de la exposición. En la misma sede del museo funciona la de Latinoamericanna Consultora y de las oficinas de la organización de Expo Cáñamo Industrial Argentina 2022.

Deja una respuesta