Si todavía no decidiste qué vas a hacer este finde y tenés ganas de salir, probar algo distinto, rico y compartir un buen momento con amigos, te paso dos opciones más que tentadoras para disfrutar de una linda cena.
Ceviche
CevicheUn lugar con mucha onda que nos ofrece cocina peruana, nikkei (se denomina así a la gastronomía que surge de la fusión de los inmigrantes japoneses con los países receptores en América, principalmente Perú) y sushi. Sabores intensos, distinguidos, ácidos y picantes encontré en estos platos tan bien elaborados. El pez espada con papas crocantes y cebollas caramelizadas es un placer de dioses, una carne de textura aterciopelada que se deshace en la boca y deja un sabor impresionante, mérito de las especias que lo acompañan. Sigo con las carnes y vale la pena mencionar entre los destacados el cordero seco, el lomo salteado y la paella de mariscos, imperdibles. Cada plato es realmente una creación, en donde se equilibran sabores y aromas característicos de estas cocinas tan particulares. Vamos a los números: tenemos un cubierto de 20 pesos que incluye una canasta de pan y una pasta de salmón y vegetales crudos muy rica y los platos rondan los 70 pesos. El daikiri de maracuyá es excepcional,  muy fresco e ideal para agudizar los sentidos a lo que viene después. Hay una serie de tragos de autor hechos con Malamado que mucho no me convencieron, pero para los que les gusta el vino combinado con otras bebidas, avanti. Y por último, si hablamos de postres y somos fanáticos del maracuyá, el postre helado con salsa de frutos rojos es delicioso. La atención es muy buena y rápida. El espacio del salón comedor es muy amplio (por lo menos en el local de Palermo) pero andá con tiempo que se llena enseguida.
Taj Mahal Indian Cuisine
tajUbicado en Nicaragua al 4300, este lugar es bellísimo y hace homenaje al Taj Mahal, que en castellano significa “palacio real” y es una de las Siete Maravillas del Mundo. El palacio integra elementos de las arquitecturas india, persa e islámica y requirió la fuerza de 20.000 obreros para su construcción.  Vuelvo al tema de origen y te cuento que este restaurante es ideal para incursionar en este tipo de cocina y lo recomiendo a todo aquel interesado. La atención es excelente, el personal es muy amable y atento. El cubierto incluye unas canastas con los chapatis calentitos y 3 salsas: una con yogurt, otra con cilantro y una tercera opción picante. La calidad de la comida y preparación de los platos es muy buena y vale la pena pedir la degustación de platos al tandoor, que es un horno con forma cilíndrica que cocina los alimentos con carbón vegetal. El sabor que le da a las carnes es realmente único y sabroso, imperdible, así como también el pollo y el cordero al curry con vegetales y especias. Los platos vegetarianos no se quedan atrás, destacándose las distintas preparaciones con quesos. Vale aclarar que las preparaciones en sí no son picantes por lo que no hay sorpresas, así como tampoco lo son los precios: varían entre los 60 y 95 pesos por plato y el cubierto 14 pesos. Hay que prestar atención, ya que hay descuentos importantes que varían según el día y que, definitivamente, están para aprovechar. Me encantó esta experiencia, un espacio muy bien puesto, imponente y sofisticado. Una propuesta que se adapta a una salida entre amigos, familiar y de a dos. Un ambiente tranquilo de excelente vibra.