League of Legends y Counter-Strike marcan un nuevo hito en las competencias de esports con más de 6,5 millones de espectadores.

Las finales de los dos videojuegos más convocantes de la escena de los esports tuvieron un fin de semana histórico, incluyendo un récord de audiencia. Con tremendos eventos que se llevaron a cabo en Estocolmo (Suecia) y Reykjavik (Islandia), las transmisiones reunieron más de 6,5 millones de espectadores, un «locura» que no para de crecer año a año y que compite de forma directa con otros eventos deportivos tradicionales.

Por un lado, Worlds 2021 tuvo más de 4 millones de espectadores simultáneos que disfrutaron la final del campeonato mundial de League of Legends (LoL). A esta impresionante cifra se le suman unas 174 millones de horas vistas desde que el inicio del certamen en octubre.

Según un reporte de Esports Charts, el torneo de LoL tuvo una media de 1,3 millones de espectadores y un pico de 4.019.728 personas que vieron la final entre los equipos EDward Gaming de China y DWG KIA de Corea del Sur. Es importante entender que estos números no contemplan la audiencia de gamers y aficionados chinos, así que las cifras podrían ser todavía mayores.

De la misma manera, con una cifra menor pero no por eso menos impresionante, la final entre Natus Vincere y G2 Esports fue todo un acontecimiento para el PGL Major Estocolmo 2021, que se convirtió en el torneo de Counter-Strike más visto hasta el momento. Con 2,5 millones de espectadores simultáneos, según datos de Esports Charts, la final que se llevó a cabo en Islandia duplicó el número de personas que vieron la final de CS:Go el año pasado.