La alergia al polen o rinitis alérgica estacional es una de las más comunes. Se trata de una reacción al polen que liberan al aire plantas, flores y hierbas y que causan síntomas molestos e incómodos en niños tanto como adultos.

La alergia estacional suele hacer su aparición en primavera y verano, y provoca goteo y congestión nasal, lagrimeo, tos, picazón en nariz, boca, garganta o piel, dolores de cabeza e incluso vómitos y diarreas.

Consejos para combatir las alergias de primavera

Miel de abeja: 2 cucharadas de miel tomadas a diario 2 meses antes del comienzo de la primavera actúan como barrera natural. Recordá que la miel no está indicada para menores de dos años.

Cebolla: picada y colocada en un plato cerca de la cama ayuda a abrir las vías respiratorias.

Vapores con eucalipto, melisa o menta: hervir cualquiera de ellas y respirar sus vapores ayuda a descongestionar la nariz.

Vitamina C: es un antihistamínico natural y se encuentra en frutas como naranjas, frutillas, limones, pomelos e, incluso, en alimentos de hoja verde como el brócoli.

Pimientos y otros alimentos picosos: son un descongestionante natural, ya que al comerlos se abren las vías respiratorias. Podés sumarlos en pequeñas cantidades en las ensaladas o comidas frías para potenciar su acción.

Manzanilla: el té de manzanilla es un antihistamínico natural gracias a los flavonoides, un componente presente en muchos alimentos y que reduce la inflamación. Las bolsitas de té escurridas y aplicadas en frío sobre los ojos ayudan también a calmar la inflamación.

Infusión de tomillo: gracias a sus propiedades antisépticas ayuda a frenar el flujo mucoso y a combatir la tos y el picor de garganta.

Tomar una ducha: al regresar a casa conviene darse una ducha para eliminar las partículas de polen que pueden quedar atrapadas en la ropa y en la piel.

Eucalipto: es famoso por su gran poder expectorante y descongestivo. Es común hervir sus hojas e inhalar el vapor para aliviar alergias y resfriados. También se fabrica un aceite concentrado que se puede colocar sobre el pecho y masajear, esto ayuda a despejar las vías respiratorias.

Vinagre de manzana: ayuda a aflojar la mucosidad del cuerpo, lo que produce alivio respiratorio. Pero cuidado, se deben tomar 2 cucharadas de vinagre de manzana en 1 taza de agua 3 veces al día, no más de esta dosis o puede ser perjudicial para el tracto digestivo.

Los probióticos: las reacciones alérgicas se deben a un desbalance en el sistema inmunológico, sin embargo, una cantidad adecuada de microorganismos probióticos en el intestino ayudaría a regular este sistema digestivo, reduciendo la intensidad y frecuencia de las alergias.

Elimina los hongos en la casa: para los alérgicos, lo ideal es encender el extractor al ducharse o al cocinar para eliminar el exceso de humedad en la casa. Además, limpiar las alfombras con una aspiradora con filtro ayuda a reducir los ácaros del polvo y pelos de las mascotas. Si encontrás moho, eliminalo con una mezcla a partes iguales de agua más lavandina (cloro). Las esporas de los hongos son una de las peores disparadoras de las alergias.

Finalmente, vale mencionar que es importante que ante cualquier situación de alergia las personas acudan al médico, que indicará un tratamiento correspondiente a su cuadro. Estos son, simplemente, consejos a situaciones que no son de gravedad.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.